La industria santafesina, con leve caída pero expectante

La actividad industrial santafesina arrojó como balance interanual, una contracción del 2 por ciento, y cerró con registros similares a los alcanzados en los últimos tres años. Las cifras demostraron bajas considerables en algunos sectores que hacía años que no mermaban, y  positivas en otros, como es el caso del polo oleaginoso.

Con una devaluación a cuestas apenas comenzado el año 2014, con una recesión envalentonada que pudo reducirse recién finalizando el año, la industria santafesina sintió los vaivenes económicos. Los sectores que mostraron bajas considerables de su producción fueron el automotriz, autopartista y la maquinaria agrícola.

Por su parte, el complejo oleaginoso alcanzó en el cotejo acumulado a noviembre de 2014 un incremento de 9 por ciento interanual. También fue favorable para la industria dela cero y la  industrialización de porotos de soja, que superó las 30 millones de toneladas, es decir, 2,7 millones de toneladas por encima del año anterior, marcando así un nuevo máximo de producción.

A partir de mayo de 2014 la producción de biodiesel muestra una clara recuperación a partir de nuevas regulaciones sectoriales impulsadas por el gobierno nacional que permitieron dejar atrás la caída ocasionada por el cierre del mercado europeo.

La faena bovina en plantas procesadoras en Santa Fe retrocedió, al igual que el volumen de las exportaciones de carnes con origen provincial. Esto refleja sobre todo, la pérdida de mercados internacionales. El procesamiento de materia prima en las principales usinas lácteas en Santa Fe presentó en los primeros diez meses de 2014 una contracción de 2,4 por ciento con respecto a igual lapso del año anterior.

 

En resumen

Pese a una dinámica coyuntural desfavorable, la producción fabril mantuvo en términos generales registros similares a los alcanzados en los últimos tres años, situación que se corrobora por la dinámica del consumo energético industrial y el sostenimiento global de los puestos de trabajo.

En tanto, la entidad señalo que las perspectivas para el año 2015 son alentadoras a partir de una recomposición de los niveles de consumo interno y de la actividad económica en general con impacto positivo sobre la demanda de producción manufacturera provincial.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo