sec-corbata

La encrucijada de los municipales

El titular del sindicato de empleados municipales, Antonio Ratner, anticipó que pedirán un aumento salarial no menor al 30 por ciento, aunque sabe que si se lo conceden, la mitad pasará a pagar impuesto a las Ganancias.

El Sindicato de los Trabajadores Municipales acaba de encender la discusión por la actualización salarial para este año, y la ofensiva los dejó al borde de una encrucijada que les plantea que una mejora en sus haberes los hará entrar dentro de los contribuyentes del impuesto a las Ganancias.

El secretario general del sindicato rosarino, Antonio Ratner, expresó que “si se pide a partir de un 30 por ciento de aumento, el 50 por ciento de los trabajadores pagaría el Impuesto a las Ganancias”.

Días atrás, calificó como “impensado cerrar en menos de esa cifra", refiriéndose a un 30 por ciento como piso, así que antes de negociar, buscarán salidas a esta situación y así poder aliviar el resquemor ante el posible ingreso de los empleados, al menos 4 de cada 10, al impuesto nacional.

Ratner explicó que las horas extras que se vienen ejecutando es lo que alimenta que esta cifra sobrepase el mínimo no imponible de Ganancias, por lo que una de las posible salidas es que “la Municipalidad se haga cargo de la diferencia” como lo han hecho empresas. Otra opción puede llegar a partir de “modificar ítems como lo hizo Camioneros y los bancarios” a la hora de la liquidación de los sueldos.

La discusión por  Ganancias lleva un largo trajín por parte de los gremios que piden subir el mínimo no imponible, aunque el gobierno nacional se mostró inexorable en su posición de no retocarlo. Lo único que llegó a aplicarse fue la exención del medio aguinaldo en diciembre pasado.

Incluso desde el sindicato ya han presentado notas hasta a la mismísima presidenta Cristina Fernández, aunque Ratner cree que es de difícil resolución y “algo que manejan directamente entre el ministerio de Economía y el Ejecutivo”. De esta forma diluyó las expectativas de una rápida solución.

 

Paritarias: ¿Prematuro?

A principios de la semana, el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado, desinfló la posibilidad de tratar las paritarias en enero, al fundamentar que "hace una semana la Municipalidad pagó el bono acordado a fin de año como complemento del aumento otorgado en paritarias”.

Ratner contestó en diálogo con rosarioplus que el pago del bono fue una decisión del sindicato cobrar en enero “otorgándole plazos” al municipio. Además, aclaró “que el mismo gobierno provincial reconoció el desfasaje y por eso decidió otorgar un bono no remunerativo”.

El sindicato ya ha solicitado formalmente la paritaria en la última semana de diciembre, y ahora espera que la Secretaría de Regiones, Municipios y Comunas del gobierno provincial realice la convocatoria formal, estimada para mediados de febrero.

“Hablamos ahora de las paritarias porque recién en febrero nos vamos a empezar a reunir, y después se extenderá varias semanas, y en el medio los trabajadores seguirán corriendo detrás de la inflación. Los meses pasan y el bolsillo aprieta”, finalizó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo