sec-juego

La defensa, el punto más débil de un flojísimo Newell's

La dura derrota y eliminación de Newell’s en la Copa Argentina demostró que la situación futbolística se ha complicado y el Tolo Gallego al momento no puede hacer reflotar la identidad del equipo. A continuación repasamos el uno por uno de los rendimientos de quienes se desempeñaron en cancha de Banfield ante Chacarita. 

Luciano Pocrnjic: lo sorprendió un pelotazo de 60 metros y reaccionó tarde para evitar el primer gol. No tuvo responsabilidad en el segundo.
Marcos Cáceres: erró un mano a mano clave por definir de zurda y no buscar al compañero por adentro. Físicamente no mostró secuelas de la molestia que lo tuvo en duda, pero no estuvo bien con la pelota.
Leandro Fernández: también se vio involucrado en el primer gol cuando Elías Zapata le ganó la espalda. Terminó jugando como líbero en una línea de tres. 
Víctor López: Chacarita atacó con un punta y así y todo complicó a la defensa leprosa. Tuvo que salir muy lejos para cortar la jugada. 
Milton Casco: todo al revés del manual. Despeja al medio de forma constante y no acierta un pase al compañero, esté a dos metros o a 20. Sigue siendo opción de salida. No está en nivel para la selección. 
Horacio Orzán: mucha voluntad para intentar suplir limitaciones. A veces se excede en el traslado. Hace bien el recorrido por la banda, aunque le falta resolver mejor.
Diego Mateo: se impone en el mano a mano y trata de hacer las cosas simples. Fue reemplazado en el complemento. 
Hernán Bernardello: demasiado impreciso en el pase arriesgado. No parece estar en el nivel que puede dar. De todas formas, siempre juega al ciento por ciento y su entrega es irreprochable. 
Lorenzo Faravelli: trató de tomar las riendas del equipo y generar juego asociado. Dejó pasar la pelota entre sus piernas para habilitar a Maxi Rodríguez en una de las más claras. 
Maxi Rodríguez: tuvo en sus pies el empate, pero definió al cuerpo del arquero. Igualmente fue de los pocos que mostró amor propio y algo de rebeldía. 
Ezequiel Ponce: un partido para el olvido. Lo anticiparon siempre, impreciso hasta el cansancio. Debió pararse delante de la pelota para que Damián Manso no la tirara larga en el primer gol. Y erró una chance clara sin arquero en el primer tiempo.
Mauricio Tevez: entró para desbordar por derecha. Una vez lo logró y metió un buen centro; la segunda ganó la cuerda pero el envío fue muy pasado; después encaró siempre para adentro. 
Nicolás Castro: intentó juntarse para jugar pero no estuvo lúcido. Quiso mandar un centro desde la izquierda y le pegó al piso.
Francisco Fydrizsewski: prácticamente no entró en juego.
Américo Gallego: el equipo mostró reacción solo en los primeros minutos del segundo tiempo. Después no pudo imponerse a un equipo que no anda bien en la B Nacional. La sensación es que algunos futbolistas están por debajo de su nivel. Todavía no encontró la regularidad que desea.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo