sec-corbata

La cruzada anti bolsitas ligó un palo inesperado

Agrupaciones ecologistas cuestionan el proyecto a punto de tratarse en el Concejo para reducir el uso de bolsas de polietileno en los supermercados. La razón: no tuvieron en cuenta su opinión

Aunque el proyecto para reducir el uso bolsas de plástico en los supermercados está cerca de aprobarse en el Concejo, agrupaciones ecologistas critican fuerte la iniciativa y reprochan que no fueron consultadas. 

Desde la comisión de Ecología le dieron despacho favorable a un proyecto por el cual los comercios podrán entregar un máximo de cuatro bolsas de plástico por cliente -más grandes y resistentes que las actuales-, y a partir de la quinta las cobrarán a valor de mercado. 

Desde el Taller Ecologista critican las bases del proyecto elaborado por la concejala del PRO María Julia Bonifacio, y el hecho de no incluir su opinión. “Taller Ecologista realizó en estos años numerosos aportes técnicos y propuestas, incluso en conjunto con casi todos los supermercados de la ciudad pero nos sorprendió que la Comisión de Ecología hace unos días haya dado despacho a un proyecto de 2013, sin consultarnos”, explica la organización a través de un comunicado.

El Taller Ecologista afirma que no tomaron sus opiniones 

Además, aclaran que en noviembre de 2014 habían presentado un plan con alto consenso pero en esta oportunidad “no hubo ninguna información de parte de los concejales acerca de que se estuviera discutiendo otro proyecto sobre el tema”.

Según aseguran, la entidad ecologista había realizado varias observaciones para mejorar el proyecto, pero “nunca fueron contempladas”. La propuesta central de la organización era la de fortalecer la estrategia de cajas verdes, apuntando a llegar a que un 50 por ciento de las cajas habilitadas funcionen como cajas verdes, es decir sin entregar bolsas descartables.

Ahora, la iniciativa deberá sortear la aprobación de otras dos comisiones antes de llegar al recinto. Justamente el concejal y presidente de la comisión de Gobierno, Jorge Boasso, impulsa una propuesta para que el empresario sea quien asuma los costos: una Ecotasa o Tasa Ecológica para gravar con un impuesto sobre Ingresos Brutos a los comercios que utilicen y entreguen bolsitas de polietileno a sus clientes.

“Sería razonable que antes del dictado de cualquier ordenanza, analicemos el tema en profundidad y derivemos las cargas de las responsabilidades a quienes correspondan según sus comportamientos y participación en la problemática del medio ambiente”, explicó Boasso.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo