La convocatoria del día: lavarse las manos

En conmemoración del Día Mundial del Lavado de Manos, se busca generar conciencia sobre la importancia de este hábito cotidiano: lavarse las manos puede salvar millones de vidas

Lavarse las manos puede parecer un hábito más o menos importante en la vida cotidiana. Después de usar el baño, antes de cocinar, y cada vez que se higieniza a los más chicos. Pero, tal como se insiste en la infancia, esta práctica es mucho más significativa de lo que muchos piensan, dado que puede evitar enfermedades que a veces son fatales.

Andrea Uboldi, directora provincial de Promoción y Prevención de la Salud, sostuvo que “lavarse las manos con agua y jabón es una vacuna que uno mismo puede aplicarse”. Así de sustancial es. El Ministerio de Salud de la provincia adhiere a esta celebración mundial con una campaña de promoción: la idea es motivar y generar conciencia sobre la importancia del lavado de manos en los niños y niñas, un hábito que puede salvar millones de vidas cada año en el mundo. El 15 de octubre, Día del Lavado de Manos. 

En ese sentido, se recordó que los chicos menores de 5 años sufren enfermedades diarreicas de manera desproporcionada, y alrededor de 3,5 millones de ellos mueren cada año en el mundo debido a enfermedades relacionadas con la diarrea y la neumonía. Según estudios, el acto de lavarse las manos con jabón puede reducir la incidencia de las tasas de diarrea entre niños menores de 5 años a casi 50%, y las infecciones respiratorias a cerca de 25%.

Es que las manos son las principales portadoras de gérmenes que causan enfermedades. El lavado de manos con jabón, especialmente en tres momentos críticos, es decir, después de usar el baño, de limpiar a un niño, y antes de manipular alimentos, es una práctica vital. Además, puede prevenir infecciones en la piel y en los ojos, parásitos intestinales, síndrome respiratorio agudo severo (SRAS), gripe, y trae beneficios a la salud de las personas que viven con VIH/sida.
 


Cinco datos clave para la prevención

- Jabón obligatorio: lavarse las manos solamente con agua no es suficiente. Si se usan adecuadamente, todos los jabones son igualmente efectivos para remover los gérmenes que causan enfermedades. A no creerle a las publicidades.

- Prevención segura: es una de las maneras más efectivas de prevenir enfermedades diarreicas y la neumonía. 

-Tres momentos clave: los momentos críticos para el lavado de manos con jabón son después de usar el baño, luego de limpiar a un niño y antes de manipular alimentos. 

- Costo-benefici: el lavado de manos con jabón es la intervención de salud de más costo-efectiva. La inversión en la promoción del lavado de manos con jabón también puede maximizar los beneficios a la salud y reducir los riesgos cuando las familias no tienen acceso a servicios de saneamiento básico.

- Los más chicos al frente: los niños pueden ser agentes de cambio. La participación comprometida de los pequeños, en el hogar, la escuela, y la comunidad, junto con intervenciones culturalmente sensibles, buscan asegurar el cambio sostenido de conducta.

¡Se lava las manitas!

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo