sec-corbata

La cocaína estaba en una carga que no se exporta desde Rosario

Un conocedor del negocio exportador reparó en que la cocaína decomisada en un depósito fiscal y en una casa de Arroyito estaba disimulada en arroz partido, un producto que no suele despacharse desde el puerto local

Los cuarenta kilos de cocaína con destino africano de exportación atrapada en el depósito fiscal rosarino Binder puso la lupa en los movimientos portuarios y en el producto en el que fue disimulada la droga. Se trata de un embarque de 40 mil toneladas de arroz, un cereal cuyo mercado no acostumbra a exportar desde los puertos rosarinos, ni el estatal ni las terminales privadas, observaron fuentes entendidas en el negocio.

Según el informe del gobierno de Santa Fe sobre “Exportaciones e importaciones por Aduana de la ciudad de Rosario” del 2014, que toma como fuente al Indec, desde 2004 a 2014 no figura el arroz en la lista titulada “Exportaciones por producto”.

“El arroz partido nunca sale por Rosario, es de Entre Ríos para arriba”, afirmó a Rosarioplus.com un empresario que conoce bien la dinámica portuaria y sobre todo la de los depósitos fiscales, aunque pidió mantener su identidad en reserva.

En la misma línea, el Ente Administrador del Puerto de Rosario (Enapro), a través de su apoderado legal, Lucas Micheloud, aclaró que desde las dos terminales portuarias con que cuenta la ciudad, “ninguna exporta arroz desde hace mucho tiempo”. Incluso dijo que el único operador en condiciones, no lo hace porque el producto tiene un cuidado más específico que un grano, como por ejemplo la soja.

De esta manera, es claro que la exportación de arroz a la que se le pretendió introducir unos 40 kilos de cocaína cristalizada, quedó en evidencia por tratarse de un producto poco comercializado en puertos rosarinos. En esta línea, el empresario comentó que si bien no es obligatorio tener un control interno de parte del depósito fiscal, las empresas suelen hacerlo por su cuenta para saber con qué exportador van a realizar un contrato.

“Para trabajar bien y sin sobresaltos, previo a cerrar el negocio, el dueño del depósito fiscal suele hacer un pequeño estudio respecto de qué exporta el nuevo cliente, hacia dónde, su historial de movimientos, y demás datos, como para tener respaldo y quedarse más tranquilo con quién trabaja”, expuso la fuente consultada.

Uno de los allanamientos ordenados por el juez federal de Buenos Aires Sergio Torres dio con el galpón que la firma Binder tiene en Biedma al 7900, en la zona sudoeste de la ciudad. Allí intervinieron Gendarmería, Aduana y divisiones especiales de la Policía Federal. Por el otro allanamiento, en Víctor Mercante al 1100, está detenido el médico oncólogo Gabriel Z., quien fue indagado por el juez Carlos Vera Barros, por exhorto de su colega porteño.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo