sec-corbata

La campaña se pone frenética

La semana será clave para captar indecisos y a eso se dedican los candidatos casi de manera frenética. En Santa Fe, Omar Perotti se pega a Daniel Scioli y sabe que está cómodo liderando la categoría de senador nacional desde las PASO. Carlos Reutemann incrementó su presencia mediática y hasta se permite lucir distendido. Se sabe, después desaparece de la requisitoria periodística y vuelve a sumirse en ese profundo silencio del que rodea a toda su actividad. Algo raro para un político, pero así funciona para este dirigente. Por su parte, el empresario Eduardo Romagnoli que aún no puede creer haber llegado al tercer lugar de la categoría sobrepasando a Hermes Binner; es el que menos aparece en los medios y quizás el que menos estructura tiene al amparo del massismo, pero confía en la tracción de su candidato a presidente y del periodista Alejandro Grandinetti que encabeza con buenas chances la lista de candidatos a diputados nacionales.

De Binner quedó no más que la tijera y esto nunca puede ser parte de una campaña digna para el Frente Progresista. La propuesta política se limita sólo al “Modelo Santa Fe” que pregona como si esto en sí mismo fuese alguna fórmula exitosa. Como si el electorado no recordara lo que le costó al socialismo y al Frente quedarse en el poder en la provincia y en Rosario. Binner no sólo resultó perjudicado por su “boleta corta” sino que también hay, y no se admite, una crítica de gran parte del electorado a todos estos años de gestión socialista.

Con todo, una de las pocas incógnitas que queda por develar en Santa Fe de cara al domingo es, precisamente, si la tijera de Binner será o no protagonista de la jornada electoral.

Por lo demás, se sabe que Massa creció más que Macri en Rosario y que Scioli sigue al frente de las preferencias de los santafesinos. Margarita Stolbizer es una de las grandes perjudicadas por las tijeritas del socialismo. Por el contrario, algunos en el PRO se entusiasman con un corte que pueda favorecer a Macri presidente. Por eso, otro de los que se quejó de las fotos del jefe de Gobierno porteño con los radicales Mario Barletta y José Corral, fue precisamente Reutemann quien ya había tenido un corte negativo en las primarias. Esto es, sacó menos votos que su candidato a presidente.

Ni hablar de las dificultades propias de la nómina de candidatos a diputados nacionales del Frente Progresista que encabeza un desconocido Hugo Marcucci que sólo abrió la boca para expresar su voto a Macri. Este santafesino, que viene de perder la interna a senador provincial por la UCR, deberá vérselas con las listas que encabezan Marcos Cléri (Fpv), Alejandro Grandinetti (Frente Renovador), Anita Martínez (PRO) y Octavio Crivaro (FIT), entre otros.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo