sec-reposera

La alarma sonó por siete horas y le dejaron un regalito

Pocos sonidos son más insoportables que el de una alarma. Y si interrumpe la tranquilidad de una calma mañana se puede tornar detestable. En la localidad chilena de Valparaíso los vecinos tuvieron que soportar el ruido que provenía de un auto durante ¡siete horas! Enojados, decidieron vengarse con sus propias manos.

La alarma del coche que se encontraba estacionado en el barrio Cerro Concepción comenzó a sonar cerca de las 8 de la mañana y recién se apagó alrededor de las 15. Los vecinos, evidentemente de pocas pulgas, le escribieron el capó con palabras nada amables e incluso le dejaron papeles pegados con todo tipo de mensajes.

“Tú no te imaginas todo lo que causaste hoy, sin más mi bebé lloró todo el rato (quedó traumado) por tu puta alarma (…) y todo por ahorrarte lo que deberías pagar como a todos nos corresponde, eres un barsa estacionando tu auto quitándole el espacio a los que somos residentes. Creo que la próxima vez que vea tu auto en el cerro ya no seré tan decente como ahora”, decía el extenso mensaje pegado en el parabrisas del vehículo.

El auto en cuestión tuvo tiempo incluso de convertirse en un atractivo turístico. Las personas que paseaban por el lugar aprovecharon para sacarse fotos con el vehículo ya firmado por los vecinos.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo