La Torre Eiffel se vuelve ecológica... o algo así

La Torre Eiffel tendrá exclusivamente electricidad procedente de energías renovables, según el contrato firmado para los dos próximos años con el proveedor Gaz Electricité de Grenoble (GEG), precisó la empresa que gestiona el monumento.

A partir del próximo día primero de enero, el monumento más visitado del mundo cambiará de proveedor de electricidad y el nuevo se compromete a que toda la que consuma provenga de energías limpias.

Este contrato permite a la Torre Eiffel tener la garantía de que "el volumen de electricidad consumida será íntegramente producida e inyectada en la red francesa a partir de una fuente renovable y limpia", señaló la gestora en un comunicado.

GEG, que sustituye como proveedor de la torre a la alemana E.ON, también se encargará del aconsejar a la empresa sobre eficiencia energética durante los dos años que durará el contrato.

En los últimos meses, la Torre Eiffel ha emprendido reformas en su primer piso que le han permitido disminuir el consumo energético mediante el aislamiento de sus pabellones, la instalación de paneles solares para el agua caliente y la recuperación de aguas de lluvia.

En 2015 se instalarán dos pequeños molinos eólicos de eje vertical en el segundo piso, que producirán unos 10.000 kilovatios al año.

Casi 7 millones de personas visitaron el año pasado el monumento, de 324 metros de altura levantado para la Exposición Universal de 1889 y que en la actualidad consume 6,7 GWh para climatización, calefacción, ascensores e iluminación.

(EFE)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo