Hubo 460 muertes con armas de fuego en 30 meses

La tenencia de armas de fuego en manos de civiles es uno de los factores que explican el exponencial crecimiento de homicidios en la ciudad en los últimos años. Las balas se utilizaron en el 75% de los crímenes perpetuados desde el 1° de enero de 2013

El ejemplo salió de la boca de Pedro Salinas, el flamante concejal por Ciudad Futura, un joven militante que camina desde hace tiempo los barrios más postergados de Rosario. En una entrevista con Rosarioplus.com, introdujo una simple anécdota para dar cuenta de un fenómeno del que poco se habla a la hora de analizar el marcado aumento de la tasa de homicidios: la tenencia y el mercado ilegal de armas.

"Antes dos vecinos enajenados por un algún conflicto se agarraban a golpe de puño. Ahora muchas veces esa misma pelea se termina con un arma y un balazo", explicaba a partir de sus vivencias en el territorio. Las crudas y frías estadísticas reflejan esta preocupante problemática: 460 de los 618 crímenes ocurridos desde el 1° de enero de 2013 (el 75%) se produjeron por la portación de un arma de fuego.

618 homicidios desde el 2013, 460 por armas de fuego

Los números hablan por sí solos. En lo que va de este año, se cometieron 107 asesinatos en el Gran Rosario. De ese total de muertes, 78 fueron causadas por el accionar de un gatillo, 22 por el uso de un arma blanca, 2 por heridas provocadas por algún elemento contundente y 5 por golpes. La misma tendencia aparece en los datos de los dos últimos años: en 2013 (264 crímenes), las cifras fueron 203 por armas de fuego, 41 por armas blancas, 8 por objetos contundentes, 6 por quemaduras, 2 por golpes, 1 por estrangulamiento y 3 homicidios en donde no se pudo determinar la causa del deceso.

En 2014 (247 asesinatos), los números fueron muy similares: 179 por armas de fuego, 45 por armas blancas, 15 por golpes, 2 por objetos contundentes, dos por asfixia, dos por quemaduras y dos desconocidos. Los guarismos son aún más alarmantes si se contempla la cantidad de heridos que ingresan a los hospitales con algún impacto de bala. El domingo, por dar solo un ejemplo, en medio del proceso electoral, cinco jóvenes fueron internados de urgencia en distintas balaceras. 

 

 

En el HECA fueron atendidos Juan Valenzuela (18 años) y Diana Cardozo (21) con heridas de arma de fuego en las piernas. Les dispararon desde una motocicleta en un intento de robo en Río de Janeiro y Gálvez. Más tarde, ingresaron Emanuel Naváez (24), también con impactos en sus miembros inferiores, Javier Juárez (18) con un disparo en el tórax y Lucio López (29) , quien recibió varios tiros en su cadera y en su muslo derecho.

La información recabada y difundida por el Ministerio Público de la Acusación de Santa Fe también da cuenta de una problemática fuera de control. En su último informe de gestión, la Fiscalía Regional de la 2ª Circunscripción admitía que “la cantidad de hechos en los que se denuncia la utilización de armas de fuego es "muy alto"". "Se está definiendo una política regional para abordar este fenómeno que va in crecendo”, se leía en el informe publicado en octubre del año pasado. 

Según ese documento, en los tres primeros trimestres de 2014 se habían denunciado 2060 delitos en los que se utilizó algún tipo de arma. En 1600 de esos casos, se usó un arma de fuego. La policía, sin embargo, logró secuestrar menos de un tercio de ese arsenal: se incautaron 525 armas en los diferentes procedimientos (423 armas cortas y 93 armas largas).

La cifra se sigue achicando todavía más en lo que respecta al secuestro de armas bajo la imputación de homicidos. En sólo el 3,60% de los crímenes se encontró la pistola o el revólver utilizados para matar. En el 48% de los casos con armas de fuego secuestradas la imputación fue por la portación o tenencia ilegal de la misma, mientras que un 21% tuvo relación con robos o hurtos. 

¿De dónde salen las armas?

El control de las armas depende del Registro Nacional de Armas de la República Argentina (Renar). No obstante, Santa Fe posee su propia subsecretaría de control. Fue creada hace once meses justamente con el objetivo de reducir la cantidad de armas en mano de los civiles.

 

 

En marzo, en diálogo con Rosarioplus.com, su titular, Matías Palavecinoexplicaba que el circuito ilegal crece por tres factores puntuales: 1) el robo a privados: solo el año pasado hubo 650 denuncias de civiles que informaron la sustracción de su arma registrada. 2) El robo a armerías, donde los asaltantes se llevan importantes cantidades de artículos que poco a poco van apareciendo en diferentes ilícitos. Y 3) el robo a los arsenales que tiene el Estado. El año pasado se denunciaron 110 armas robadas a uniformados de la provincia de Santa Fe.

Días atrás, el propio secretario de Seguridad de la provincia, Gerardo Chaumont, admitió las dificultades para reducir el mercado negro. Habló del aspecto económico como otro factor clave del negocio. Dijo que hoy un revólver 9 mm se puede conseguir en la calle por 2 mil pesos (en una armería sale el doble) y que incluso, por menos dinero, se puede alquilar un arma por un tiempo determinado.

Sobre el origen de las armas, Chaumont reconoció que muchas de las que están en el circuito ilegal fueron "robadas o extraviadas por el personal policial". Por tal motivo, se decidió cambiar el protocolo de acción ante casos de la pérdida de un arma reglamentaria. Antes, el uniformado obtenía otra con un simple trámite administrativo. Ahora, el efectivo es pasado a disponibilidad hasta que se esclarezcan las condiciones en que ocurrió el hecho.

Ahora bien, más allá de un procedimiento más estricto, los robos a policías siguen en primera plana. La semana pasada, un agente retirado de la Policía Federal, de 65 años, oriundo de Buenos Aires, denunció que en su arribo a la ciudad (había viajado para visitar a un familiar) fue asaltado en un semáforo en la esquina de Batlle y Ordoñez y bulevar Oroño. Los maleantes se llevaron un maletín con tres armas de fuego con sus respectivos cargadores. La investigación quedó a cargo de la Unidad Fiscal de Delitos Flagrantes, aunque aún no se sabe dónde fueron a parar esos revólveres. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo