sec-corbata

Hospital Italiano: el Estado exige que funcione la coadministración

La delicada situación financiera de la Sociedad de Beneficencia del Hospital Italiano Garibaldi no logra establecer una coadministración entre la comisión médica y la actual administración para poder revertir su situación de insolvencia, por lo que el Inspector General de Personas Jurídicas (IGPJ), Ricardo Silberstein, volvió a exigir con la puesta en funcionamiento, aunque no puso plazos.

Este lunes se realizó una reunión en la fiscalía de Estado, a la cual pertenece la IGPJ, entre la comisión médica, la administradora actual (comisión ejecutiva) y el sindicato de médicos, ya que no se pudo concretar la coadministración propuesta por la misma fiscalía. Tras exponer cada uno su posición, se llegó a la conclusión de que es “caótica” la situación. 

Juan Martino, secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Rosario (Atsa), explicó a Sí 98.9: “El informe del estudio contable externo dijo que era inviable. Por eso se convocó a que se conforme la comisión nueva, y dio unos 10 días para que propongan un plan. Si no ocurre, dijo que sacará la personería jurídica, lo que se traduce en la quiebra”.

Sin embargo, Silberstein aclaró a Rosarioplus.com, que sólo procuró insistir en que entre en funcionamiento la coadministración, “sin plazos”. “No se pensó en ningún momento quitar la personería jurídica, va por un camino diferente a la cuestión de la quiebra. Sólo exigimos que se aplique la resolución”, dijo. 

Vale aclarar que la quiebra la dicta el juez que lleva adelante el concurso preventivo que actualmente atraviesa el Hospital, y no la fiscalía de Estado. La misma puede ser con continuidad de la empresa, o incluso se barajan otras alternativas para afrontarla, aunque desde Atsa preocupa la situación de mantener unas 500 fuentes de trabajo de personal, más otras de 300 médicos.

“Otra salida podría ser que intervengan el consejo directivo y se empiece a trabajar en conjunto”, propuso Martino como forma de salir del estado de insolvencia. Para finalizar dijo que “no se sabe dónde fueron a parar los millones, sólo se sabe que se negociaron facturaciones de cinco obras sociales muy importantes hasta junio del año que viene”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo