Google Maps ahora viaja por el cuerpo humano en busca de enfermedades

Muchos recordarán la educativa y maravillosa serie llamada El autobús mágico. La misma contaba las aventuras de un grupo de estudiantes que visitaban los lugares más insospechados gracias a un mágico transporte que les permitía semejantes travesías. De hecho en un capítulo viajan por el interior del cuerpo humano.

Todo esto viene a título de una nueva, saludable y educativa aplicación: un mapa de viaje por el cuerpo humano.

La profesora Melissa Knothe y su universidad Nueva Gales del Sur, se apoyó en la empresa de medición óptica Zeiss y los algoritmos de Google Maps para crear una aplicación que viaje por el cuerpo humano en busca de enfermedades.  

Imagen del último zoom en el viaje al interior de una rodilla, elaborado por la Universidad New South Wales.

El proyecto tuvo su origen a partir de sus propios estudios sobre la cadera y la artritis. La profesora quería investigar el transporte molecular que se produce a través de la sangre en este tipo de dolencias, y pensó que tener ese ‘mapa de carreteras’ dentro del cuerpo podría ser útil.

Ahí es cuando entra Google Maps, ya que para entrar en el cuerpo, pensó, no había nada mejor que aplicar las bases de esta tecnología.

Con ese objetivo, la profesora y su universidad forjaron una alianza con el fabricante alemán de instrumentos de medición óptica Zeiss, que proporcionó la tecnología para tomar estas imágenes del organismo a distintos niveles.

El nivel más profundo al que se puede llegar es el que se ve en la imagen.
 

 

Pero eso era la mitad del trabajo. Necesitaban “montar” esas imágenes, para poder navegar a través de ellas para lo cual Google proporcionó sus algoritmos para tratarlas y componer el conjunto final al modo de su función de Street Views.

Por el momento ya han conseguido mostrar cómo funcionaría en el interior de una rodilla. Pero el fin último de su proyecto sería tener una visión general de todo el cuerpo, alcanzar a conocer la causa de todas esas enfermedades que comienzan a un nivel celular, observando cómo evolucionan a través de las células, los tejidos y los órganos del cuerpo.

“Por primera vez tenemos la capacidad de adentrarnos en el organismo de esta forma para comprobar cómo las células obtienen su nutrición y ver así cómo está todo conectado”, asegura Knothe. 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo