sec-corbata

Ex arquero de Rosario Central en problemas

Hay que escuchar. En las últimas horas se conoció que la Cámara de Casación Penal anuló las absoluciones dispuestas el 16 de septiembre de 2013 por el Tribunal Oral de Santa Fe a cinco acusados por el delito de trata de personas contra una niña de 15 años. El Tribunal ordenó que se realice un nuevo juicio. La apelación había sido presentada por el fiscal Martín Suárez Faisal y el titular de la Procuraduría contra la Trata, Marcelo Colombo.

En Arteaga, localidad del Departamento Caseros, hubo un caso resonante con un prostíbulo denominado El Unicornio Azul, que permaneciera abierto “apañado” por las autoridades, comunales y hasta judiciales se podría decir, ya que durante 7 años permaneció abierto y a la vista de todos.

Hicieron falta 2 allanamientos.

El primero desdibujado por la intervención de la policía de Córdoba, y luego manoseado hasta el punto de archivar la causa. Este proceso terminó sus días en el Juzgado de Primera Instancia de Casilda, a cargo de la Dra. Laura Babaya. Ahí terminó esa parte.

El segundo allanamiento, luego del primer simulacro, y ya reabierto el lugar casi inmediatamente, estuvo a cargo de Gendarmería Nacional. Esta vez, y según relatan los testigos, el entonces y actual presidente comunal, Sergio Protti, ex arquero de Rosario Central, casi queda preso en esa telaraña. Y no precisamente como víctima. Esta vez el cierre fue definitivo, y con operaciones mediáticas y judiciales, otra vez la causa fue a parar a vía muerta.

Hasta que se incorporaron nuevos testigos a través de una nota periodística, hace ya 15 meses, fue reabierta la causa, pero esta vez en los fueros federales. Actualmente, la causa se instruye en el Juzgado Federal Nro. 2 de la ciudad de Rosario, a cargo de la Dra. Sylvia Aramberri, donde numerosos testigos aportaron datos sobre este escándalo que sigue transitando oscuros pasillos mientras los verdaderos culpables andan sueltos de cuerpo por las instituciones pregonando ética y moral. La situación del ex arquero de Central es complicada, ya que los últimos testigos y allanamientos lo habrían indicado como responsable y hasta partícipe de las irregularidades que se encontraron. 

¿No sería hora de que la justicia provincial y su nueva estructura de trabajo tomara cartas en el asunto y definitivamente asuma su mayoría de edad mostrándole a la sociedad que más que reclamar justicia, están ahí para trabajar, investigar e impartirla? Sólo tienen que escuchar a quienes tienen mucho que decir y darle las garantías para hacerlo. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo