Estudiantes de Humanidades piden dar clases en otros espacios

El accidente que dejó una alumna herida tras la caída de un vidrio en el edificio nuevo de la Facultad de Humanidades, devino en un plan de lucha: clase abierta, asamblea y reunión con el Consejo Directivo en agenda

La Facultad de Humanidades y Artes se encuentra convulsionada, luego de un miércoles alterado por un accidente que dejó una estudiante herida, situación que derivó en un conflicto entre el decano y estudiantes. Este jueves a las 11 de la mañana estudiantes y docentes realizaban una clase abierta frente al edificio, en la puerta de Corrientes al 700, y a las 18 se convocó a una asamblea interclaustro para unir los reclamos y llevarlos el viernes a una reunión con el Consejo Directivo. No descartan marchar hacia rectorado.

El presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Humanidades, Felipe Portas, adelantó los pasos a seguir a Rosarioplus.com: “Llevaremos la propuesta que decidimos en las asambleas: que se curse en el edificio viejo y en otros espacios de la UNR, como el ECU”.

Según Portas, el edificio nuevo donde se cursa no está habilitado, ya que no fue declarado el final de obra. “Desde su inauguración, las cátedras cursan en el edificio nuevo al lado de maderas que separan de un sector que sigue en obras, y con operarios que trabajan en simultáneo con las clases, y al lado de un congreso”, al cual había venido la estudiante herida, desde Viedma. 

Interrogado sobre las agresiones al decano José Goity sucedidas durante la revuelta, el presidente del Centro de Estudiantes aclaró: “No acuerdo con las agresiones”, pero interpretó que “sucedieron porque cuando hay muchas personas enojadas juntas es difícil encauzarlo”. 

Sobre aquel momento detalló: “El decano no quería salir a hablar, y cuando dio la cara le llevamos todos los reclamos, y su respuesta fue provocativa, no fue conciliador, echándole la culpa al operario y asegurando que el final de obra ya estaba, lo cual enojó a los estudiantes que terminaron agrediendolo”.

Porta aclaró que el objetivo de los estudiantes no es “hacer quilombo por visibilizar y nada más”, sino que cierren el edificio nuevo hasta habilitarlo lo antes posible para que podamos cursar, pero que las clases no se suspendan completamente.

Agregó que a esta situación, los docentes se enojaron por no haber sido notificados formalmente que hoy no se dictaban clases, ya que las autoridades de la Facultad decidieron publicarlo en Facebook.

En la asamblea de estudiantes de la Facultad de Humanidades se definió la vigilia total, que transcurrió este miércoles por la noche, como medida para reclamar que la facultad no deje de dar clases, como amenazaron las autoridades ante el problema edilicio.

El estudiante y militante del Alde, Francisco Daviglia, consignó en diálogo con Sí 98.9 que “se puede seguir dando clases, y queremos que nos garanticen que se arreglará el edificio nuevo. Este fue inaugurado tres veces, y la última fue para que el nuevo decano pudiera asumir”.

“Hace tiempo venimos denunciando que durante las obras los ascensores no funcionaban y quedaban los huecos, los baños se inundaban, y el decano ninguneaba nuestros reclamos y los de los docentes de la Coad, diciendo que exagerábamos”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo