sec-corbata

Elecciones y redes sociales: cómo las usa cada partido

Especialistas en marketing político aseguran que una buena estrategia de comunicación en las redes sociales puede incrementar hasta en un 5 por ciento el caudal de voto de un espacio político. En Santa Fe, los tres partidos con aspiraciones de gobernar utilizan con mucha frecuencia este espacio virtual. Características, similitudes y diferencias en la apropiación de los nuevos discursos

En el ágora virtual nada está librado al azar cuando de comunicación política se trata. Cada foto, cada palabra, cada interpelación tiene detrás una estrategia estética y discursiva bien definida. En el PRO, por ejemplo, los términos "vecinos", "cambio" y "equipo" son el eje que estructura los contenidos. El peronismo, en cambio, utiliza las redes sociales como una extensión de su liturgia: "comparte" propuestas y contenidos e interactúa con "la gente" y los "compañeros". En tanto, los candidatos del Frente Progresista buscan demostrar que "siguen haciendo". La táctica elegida es la de difundir la concreción de las "políticas públicas" de la gestión local y provincial.

No todo son diferencias en el uso de los medios electrónicos por parte de los principales espacios políticos santafesinos. Esta vez, a diferencia de otras campañas, los tres partidos se volcaron de lleno al mundo virtual al tomar conciencia de que es muy significativo el número de los sufragantes que utilizan internet como el principal canal de comunicación e información.

El crecimiento cuantitativo respecto a las elecciones del 2011 es muy marcado. Tiene su explicación: los investigadores y especialistas en las nuevas tecnologías de la comunicación afirman que el empleo de las redes sociales en Argentina es muy alto comparado con otros países. Se estima que el 62 por ciento del electorado "vive conectado".

Miguel Del Sel (PRO), Miguel Lifschitz (FPCyS) y Omar Perotti (FPV), los aspirantes a la Casa Gris que más votos sacaron en las PASO, tienen cuentas en Facebook y en Twitter. Lo mismo pasa con Mónica Fein, Anita Martínez y Roberto Sukerman, los candidatos a presidir el Palacio de los Leones. Los seis dirigentes políticos utilizan todos los días alguno de sus perfiles para, sin la necesidad de un intermediario (léase un periodista o un medio de comunicación tradicional) comunicar sus propuestas, sus ideas o sus recorridas y actos de campaña. 

Mariano Tato, CEO de la consultora de comunicación política Becom1,  afirma que en este 2015, el 70 por ciento de los candidatos está desarrollando estrategias de marketing político 3.0 --la herramienta por excelencia para  sustentar participación e interacción entre ciudadanos y políticos--, en comparación a las elecciones 2011 donde las empleó sólo el 25 por ciento.

Según esta consultora, las redes sociales adquieren aún más relevancia en el caso de elecciones cerradas y con un supuesto empate técnico. “El 4,5 por ciento del electorado del 2015 son jóvenes primerizos en el voto. Este grupo podrían aproximar a la victoria al contendiente que sepa comunicarles el mejor futuro”, sostiene Tato, quien agrega: "Es una generación que no ve tele abierta, ve muchas series y mucha comunicación por Youtube. Los candidatos deben sí o sí comunicarse con ellos".

 

El PRO, el partido con más seguidores

Si el análisis se centra en la cantidad de usuarios que visualizan los contenidos que los candidatos publican en las redes sociales, se puede afirmar que el espacio que lidera Mauricio Macri a nivel nacional es el que más seduce a los internautas. La cuenta de Twitter de Miguel Del Sel tiene un total de 50.700 seguidores, mientras que a 141.119 personas les gusta la página que tiene en Facebook. Ningún otro candidato tiene tanta aceptación virtual como el ex humorista.

Del Sel se define como "Santafesino. Padre. Apasionado del fútbol. Midachi. Profe de Eduación Física. Productor agropecuario y candidato a gobernador de Santa Fe". Su participación en las redes sociales comenzó en febrero de 2011. En Twitter, al igual que los otros candidatos, "sigue" las cuentas de periodistas, medios de comunicación y de políticos de su espacio. Entre los 183 usuarios seguidos por Del Sel aparece, llamativamente, el ex gobernador de Santa Fe Hermes Binner. Es el único líder opositor al que pispea de reojo.

En cuanto a los contenidos, replica mucho el discurso y la estética característica del PRO. En sus fotos de cabecera aparece abrazado con algún "vecino", palabra muy utilizada en los posteos. En Facebook se lo ve junto a un camionero, y en Twitter con una jubilada. En el 90% de las imágenes subidas a la red se lo ve en compañía de "ciudadanos comunes". En la lógica discursiva del PRO, son ellos, los "santafesinos anónimos" los que se están "sumando al cambio". En esta idea se estructura casi todo el contenido que se sube a las redes.

La periodista Anita Martínez, candidata a la intendencia, también utiliza mucho sus cuentas en las redes sociales. En Twitter la siguen 6.684 usuarios. En Facebook el apoyo asciende a 25.005 "me gusta". Su foto principal en este último perfil muestra también a "vecinos" a su alrededor. En la red social del pajarito, en cambio, se la ve sonriendo junto a Mauricio Macri, su jefe político. Allí, se define como "Mamá. Laburante 100%. Orgullosamente concejal de la ciudad de Rosario. Unión PRO".

En Facebook su descripción es más detallada. "Gracias a mi trabajo en los medios de comunicación pude conocer a fondo los problemas de Rosario y desde entonces participo en jornadas solidarias. Empecé a participar en política porque quiero un futuro mejor para mis hijos y para todos los hijos de Rosario, quiero que conozcan la ciudad en la que crecí", se lee como parte de su biografía.

 

El peronismo: adaptación y aprendizaje

A diferencia del PRO, espacio atravesado a fuego por el marketing político, el peronismo santafesino aún no explotó todo su potencial en las redes sociales. La cuenta de Twitter de Omar Perotti, candidato a gobernador, activa desde julio de 2009, tiene solamente 4.117 seguidores. Su foto es un afiche de campaña en donde aparece la palabra "gobernador". Sin embargo, en su identificación no se menciona esta meta: "Diputado Nacional por Santa Fe. Ex Intendente de la ciudad de Rafaela, Argentina", dice su perfil.

La cuenta estuvo activa hasta el 2 de abril, fecha de la última publicación. Esta falta de actividad no se condice con su perfil de Facebook (19.300 me gusta), donde el candidato publica todos los días algo referido a su campaña. La estrategia visual y discursiva es más tradicionalista: el protagonista aparece casi siempre en primer plano, ya sea en fotos o en los discursos que se publican. La liturgia peronista está muy presente. Perotti "comparte" su día a día con "los compañeros", ya sean militantes o dirigentes políticos.

 

La información que brinda en Facebook tiene dos curiosidades: agregó el ítem "premio" dentro de su biografía ("premio Konex a uno de los mejores administradores públicos de la década", escribió) y dio detalles de su creencia religiosa (católico), un apartado que ningún otro candidato rellenó.   

Roberto Sukerman, el aspirante a intendente, se apropia del espacio virtual con un intenso flujo de actividad. Es, por lejos, el político que más utiliza Twitter en la ciudad. Tienen un total de 15.100 tuits (Perotti sólo 339) y una interacción con la audiencia atípica en las campañas electorales: los retuits (replicar los contenidos de otros) y las conversaciones (dialogar con un usuario) son parte central de su cuenta. Lo siguen 7.411 personas y sigue a 445 usuarios, un número alto para una figura política.

El Frente Progresista, acción y medidas concretas

Tanto Lifschitz como Mónica Fein, los candidatos del oficialismo, tienen una fuerte presencia en el mundo digital. Y una clara estrategia discursiva: mostrar los logros y las medidas concretas realizadas estos últimos años por el FPCyS. La catarata de publicaciones tiene por finalidad dar cuenta de un gobierno activo, que hace y que gestiona. "Grandes obras: con el Acueducto Gran Rosario se garantiza el derecho al agua para la ciudad y su área metropolitana" o "Hoy dimos un paso más en el sistema de #Salud. Inauguramos la Sala de Hemodinamia en el #HECA, un orgullo de #Rosario", son claros ejemplos del tipo de contenido que suben los dirigentes socialistas.

El ex intendente de Rosario tiene 19.400 seguidores en Twitter y casi 35 mil "me gusta" en Facebook. Se presenta como "Ingeniero Civil, Senador provincial por el departamento Rosario. Ex intendente de Rosario. Candidato a Gobernador por el FPCyS" en ambas redes. Las estéticas de ambas paginas, sin embargo, son disimiles: en Twitter la imagen de cabecera es una franja naranja (el color que identifica al Frente), mientras que en Facebook la foto central lo tiene a Lifschitz junto a Antonio Bonfatti y Hermes Binner, los otros dos máximos referentes del partido.  

Entre sus 260 seguidores aparecen varios dirigentes opositores: Omar Perotti (competidor directo en las elecciones de junio), la presidenta Cristina Fernández y la concejala del PRO, Anita Martínez, entre otros. Es uno de los políticos "más amplios" en lo que respecta al ida y vuelta con colegas ubicados en veredas opuestas.

Fein, su compañera de militancia, es la contra cara en este rubro. Tiene muchos seguidores (42.700) pero sólo ve el contenido de 58 cuentas, entre las que predominan compañeros de gestión. Las diferencias aparecen también en el campo visual. La intendenta se muestra junto a una adolescente y su barrio en sus fotos de cabecera.

 

 

El apoyo hacia Fein cae en Facebook, en donde tiene 15.060 "me gusta". Una razón de peso es que su nivel de actividad es mucho menor en esta red. Entre los datos de su biografía, la intendenta resalta ser la "primera mandataria socialista de Rosario y Argentina".

 

 

    

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo