"El viagra de la mujer se llama estar enamorada"

Debate sobre la mesa. O sobre la cama, en todo caso. Es que en Estados Unidos acaban de aprobar el llamado “viagra femenino”, una pastilla (Addyi) que se promociona como solución para las mujeres que perdieron el deseo sexual. Pero algunos especialistas no están de acuerdo. 

"El viagra de la mujer se llama estar enamorada", planteó, tajante, Mariela Weppler, del Instituto de Ginecologia de Rosario. “Ningún fármaco puede equiparar a la fantasía. Si no hay fantasía sexual con la pareja no habrá deseo y si no hay deseo no hay excitación”, resumió. “No hay fármaco que pueda aumentar el deseo, es un entrenamiento”, reforzó.

En diálogo con Sí 98.9, la especialista en sexología diferenció lo que le sucede al hombre. “En los hombres la fantasía también alimenta el deseo pero el hombre es más visual, ante el estímulo inmediatamente tiene deseo. La mujer necesita otro tiempo y preparación, no es visual, es táctil, pasa por las caricias y estímulos, la seducción. Esto lleva tiempo”, planteó.

Sobre la píldora rosa, aclaró: “En realidad es un antidepresivo que moviliza el sistema neuroquímico. Pero la sexualidad no pasa por la neuroquímica, al menos la de las mujeres, pasa por otro lado. Se la han dado a mujeres depresivas y, entre los efectos secundarios, descubrieron que había mayor deseo sexual”.

Contó que, paradójicamente, un efecto secundario del llamado “viagra femenino” es que da sueño. “Se cambia el “No puedo porque me duele al cabeza” al “No puedo porque tengo sueño”, ironizó la experta. 

Instó: “Al deseo hay que bsucarlo, recuperarlo, trabajarlo. Se puede recuperar, pero hay que hacer terapia, reencontrarse con la pareja, darse tiempo”. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo