sec-reposera

El pueblo italiano que te da una casa gratis

Una pequeña ciudad de Sicilia busca revitalizar su casco histórico con esta generosa campaña. Eso sí, el obsequio trae condiciones, habrá que analizar

¿Quién no soñó alguna vez con tener una casa propia? ¿y con que fuera regalada? El sueño ahora se convierte en realidad gracias a una original campaña puesta en marcha en la isla de Sicilia, en Italia. Es que una pequeña urbe de la región decidió revitalizar su casco histórico regalando viviendas de la zona.

Se trata del pueblo de Gangi, una localidad entre Palermo y Siracusa, que si bien no tiene salida directa al mar, sí goza del encanto natural de los pueblos de la Italia insular. Con esta estrategia, el lugar, con apenas 7.000 habitantes y ubicado a los pies del volcán Etna, pretende atraer turistas y conseguir capital.

El Ayuntamiento de la localidad siciliana anunció esta campaña a través de un comunicado en su página web: “Informamos a los italianos y a los ciudadanos europeos de que en el pueblo de Gangi hay casas viejas que garantizamos libres de cargas a quienes las reclamen. La reclamación (sobre estas viviendas) puede hacerse tanto por compañías que quieran transformar las casas en hoteles como por particulares que las quieran para su uso privado”, reza el texto.

 

Para que quede claro, el texto también explica la letra pequeña de este conveniente trato: los gastos que genere la transferencia de la propiedad corren a cargo del interesado, y hay un plazo de un año para presentar un proyecto de reforma de la vivienda y tres en total para ejecutarla, ya que las casas en cartera, en general, están algo abandonadas, pero habitables.

Esta no es la primera vez que una estrategia de marketing similar se pone en marcha en pequeños pueblos de la zona. De hecho, por tan solo un euro hay propiedades en Salemi, también en Sicilia, y en Carrera Ligure, en Alessandria, al norte de Italia.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo