sec-reposera

El médico que gracias a una maza se convirtió en meme

La mujer de un chofer de ambulancia atacó por error el auto de un médico en Fray Luis Beltrán, creyendo que era el de su esposo. El dueño del vehículo eligió tomárselo con humor y lo contó en Facebook

"Solo una vez en mi vida escuché algo por el estilo, pero fue con un matafuegos". Le dice por teléfono y riéndose la representante de la agencia de seguros. Es que la historia del médico es inverosímil.  Una mujer despechada le rompió el auto pensando que era el de su ex. Ocurrió el domingo pasado en Fray Luis Beltrán.

Un posteo con 681 likes, 68 comentarios y un relato que fue compartido 110 veces entre carcajadas, sorpresa y bronca. Facebook te convierte en celebridad involuntaria. Un médico, un paya médico que gracias a un sentido de la risa profundo se convirtió en noticia del día. Franco Pugnaloni decidió escribir, contar un relato en primera persona y su imagen se dispersó con el vértigo de clic.

Todo comenzó el domingo en la guardia de un centro de salud de esta ciudad del departamento San Lorenzo, cuando una mujer de unos 50 años golpeó la puerta y preguntó por el chofer de la ambulancia. Los médicos le indicaron donde se encontraba y siguieron trabajando. Diez minutos después, la estridencia de unos golpes violentos acapararon la escena. La mujer, maza en mano, estaba destrozando un auto. Pero el desquicio de la señora llevó a romper el coche de la persona equivocada. Ella quiso arremeter contra el vehículo de su ex marido, pero se confundió y le destrozó con una maza el auto del médico Franco Pugnaloni.

"Parecían ruidos de construcción, pero eran de destrucción", comprobó el dueño del coche.

Franco respiró, reflexionó y escribió la historia en su muro de Facebook. Hoy es un viral y es lo que aquí se transcribe:

"Siempre la vida me brinda momentos particulares. Hoy, no fue la excepción. Les cuento esto porque me parece increíble, y que si no me lo tomo con humor, es para realizar un asesinato, así que bienvenido seas Facebook.

Hoy estábamos en la guardia cuando una mujer de unos 50 años nos golpea la puerta y pregunta por el chofer de la ambulancia. Le indicamos donde se encontraba el mismo, y continuamos con nuestra actividad laboral dominguera. Tras unos diez minutos, comenzamos a escuchar ruidos, golpes, tipo de obra en construcción. No eran de construcción, sino más bien de destrucción.

Resulta que dicha mujer, era la EX ESPOSA del chofer de la ambulancia de turno, y por motivos pasionales, económicos, místicos, o vaya uno a saber de que índole, decidió sacar de su cartera una MAZA. Si señores, una MAZA. (Nada que nos sorprenda partiendo del hecho de todo lo que se puede encontrar en la cartera de una dama).

La mujer, con mucho odio, conducida por un sentimiento iracundo, comienza a destruir con la maza el auto del chofer. El problema fue el siguiente: no era el auto del chofer, señora, era el mío.

Le grito a la condenada mujer teñida de rubio: "Señora, es mi auto" Ante lo cual, la iracunda, con su mirada perdida, guarda la maza en su cartera, al lado del rimel y el cargador de su celular, y se retira del Centro de Salud, caminando.

Muchos sentimientos pasaron por mi cabeza en ese momento, de los cuales el amor tuvo un puesto bastante lejano.

Gracias a mis increíbles compañeras de guardia, logramos tomarnos el tema con bastante humor.

Cuando llamo al seguro, la mina que me atiende por teléfono, se tienta y me dice: "Sólo una vez en mi vida escuché algo por el estilo, pero fue con un matafuegos". Dos horas más tarde vuelvo a llamar al seguro, me atiende una mujer, le comento que yo había llamado hace un rato, y me dice, riendo: "Ahhhhh vos sos el de LA LOCA DE LA MAZA" Sublime...

Gracias a la gente del seguro.

Gracias al tipo de la grúa que se me cagó de risa con la historia y me preguntó si el chofer era Di Caprio.

Gracias al personal de limpieza, que se encargó de reírse un poco más también.

Gracias a los canallas que me crucé cuando iba en la grúa, le preguntaron al que manejaba: "Es un auto de un pecho??? Alllltoooo corchazoooooo"

Así que bueno...nada, creo que lo tenían saber.

La vida es una caja de bombones, y yo soy diabético. Gracias."

(Foto: Facebook Franco Pugnaloni)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo