sec-corbata

El karma de chocar un patrullero

Los accidentes de tránsito siempre son un drama y, más aún, cuando una de las partes no cuenta con seguro. No obstante, el problema se agudiza cuando el siniestro se produce con un móvil oficial de la Policía, los cuales no cuentan con pólizas privadas, sino que dependen del Estado; ¿cuáles son los pasos a seguir y los plazos de pago?

 

Uno de los mayores temores en la mente de todo conductor chocar con un vehículo sin póliza de seguro, ya que en ese caso la cobertura de gastos queda librada casi únicamente a la buena fe de ese otro que, casi siempre es un desconocido. Y en caso de que tal garantía exista, la preocupación siguiente estriba en la solidez y seriedad de la aseguradora con la que habrá que tramitar el arreglo. Hay empresas que demoran demasiado en cumplir. Esta introducción no desemboca en una publicidad de seguros, sino en la inusitada pregunta que todo argentino debiera plantearse alguna vez: ¿qué pasa si chocás contra un patrullero de la policía?

Si bien no hay registros cuantitativos ni cualitativos sobre colisiones con vehículos oficiales, hay casos en los que automóviles particulares tienen accidentes de tránsito con móviles policiales. Este tipo de situaciones suelen propinar un dolor de cabeza para las aseguradoras (en caso de que sus asegurados no sean responsables), ya que son coches autoasegurados que dependen del Estado de la Provincia de Santa Fe.

¿Quién paga?

Los patrulleros de la policía dependen del Ministerio de Seguridad de la provincia. Por esta razón, utilizan vehículos autoasegurados, es decir que “no necesitan una póliza de seguro como cualquier ciudadano común y corriente que pretenda manejar por las calles”, explicó a Rosarioplus.com el productor y asesor de seguros Mario Salazar.

De esta manera, en un accidente de tránsito con alguna de esas unidades oficiales, quien se hace cargo de los gastos, de los arreglos es la misma provincia de Santa Fe, “ya que se sobreentiende que el Estado es solvente” para afrontar los costos necesarios frente a un choque vehicular, aseveró.

Los patrulleros son del Estado, y contra este hay que accionar. Mejor, armarse de paciencia y buscarse un abogado.

No obstante, no todo es color de rosa. La mayor dificultad que acarrea colisionar con un móvil de la policía, “es la extensa demora en recibir la indemnización” para cubrir los gastos de las reparaciones del coche, habida cuenta de que hubo casos en los que se “tardó en abonar hasta dos años”, agregó Salazar.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Productores Asesores de Seguros de Santa Fe (Apas), Eduardo Simone, señaló a este medio que en este tipo de casos “no hay un espacio físico donde realizar la denuncia, porque al no ser vehículos asegurados por un privado, el particular no puede efectuar el reclamo administrativo”, por lo que recomienda acudir a un abogado para que lleve adelante el trámite; y agregó: “Para la persona que es chocada por un patrullero, es un problema”.

Mejor, poner un abogado

En caso de chocar con un patrullero y el culpable fuera el móvil policial, la responsabilidad sería de la Provincia porque es el Estado titular de dicho vehículo. Con lo cual, la demanda siempre se realiza en contra del chofer y del titular del auto (la Provincia); al no tener cobertura privada es ésta última la que debe hacerse cargo.

El procedimiento es como en cualquier otro accidente de tránsito: “Se debe efectuar la denuncia en Sideat, y luego ir a la aseguradora para dejar constatado el siniestro, de modo que uno quede cubierto”, explicó a Rosarioplus.com el abogado especialista en derecho civil Gerardo Muñoz.

El paso siguiente, “es buscarse un abogado para poder demandar a la Provincia (si es que no paga), gestionar los trámites administrativos, ir a juicio y, finalmente, adaptarse a la Ley de Emergencia que establece ciertos parámetros para cobrar, en caso de fallo favorable”. Esto es extensible a cualquier vehículo oficial, como una ambulancia por ejemplo.

El plazo de los pagos es muy extenso y engorroso, ya que “se debe analizar de qué forma ingresa en el presupuesto anual”, por lo que uno sí o sí debe esperar un año hasta que se elabore el mismo. Tranquilamente, “la espera puede ser de 6 o 7 años”, hasta que se le abone lo que le corresponde, agregó Muñoz.

Sin embargo, la situación cambia cuando uno tiene contratado el seguro contra todo riesgo, ya que la firma aseguradora “se hace cargo de llevar adelante todos los pasos necesarios para que el Estado pague”, es decir que la compañía lo mantiene indemne. Pero, si la culpabilidad del accidente es de uno y tiene seguro contra Terceros únicamente, “tendrá que seguir los pasos mencionados”, culminó el profesional.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo