El cura que se hizo tecno sin remedio

 

 

El sacerdote Román Becerra ha revolucionado las misas sanjuaninas luego de utilizar una tablet, en lugar de una Biblia. Lamentablemente, no se trata de una incorporación en pos de la innovación tecnológica en el modo de dar las misas, sino que se vio obligado por sus problemas de visión.

Becerra tiene un inconveniente en los ojos llamado maculopatía, que se trata de una enfermedad que ya le quitó la vista de uno de sus ojos y le redujo al 70% la visión del otro.

"Sólo puedo leer el misal a 10 centímetros de mi cara y sostenerlo con una mano durante la misa es muy difícil. Por eso empecé a estudiar la posibilidad de usar una notebook, pero tipear el misal es extremadamente trabajoso y extenso. Un día me regalaron la tablet y coincidentemente apareció un sitio web católico, con todos los textos disponibles para descargar', dijo al Diario de Cuyo.

"Paso todas las lecturas a texto utilizando al programa Word y las grabo con caracteres de tamaño cuerpo 20. A esa letra ya puedo leerla con más facilidad, así que sólo tengo que ir desplazando la lectura tocando la pantalla con el dedo", agregó.

Parece entonces que la confesión vía Facebook tendrá que esperar.  

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo