sec-corbata

El cerrajero dijo que la puerta de atrás no estaba trabada

Declaró que la entrada de servicio al departamento del fiscal no estaba trabada, pero que tenía la llave puesta del lado de adentro

El cerrajero que abrió la puerta de servicio de la casa del fallecido fiscal Alberto Nisman declaró este miércoles que el acceso por el que ingresaron no estaba trabado pero que sí tenía la llave puesta del lado de adentro.
El cerrajero, de nombre Walter, habló con los medios apostados en la puerta de la fiscalía tras declarar ante quien investiga la muerte de Nisman, Viviana Beatriz Fein.
“La puerta estaba abierta. Con un alambrecito levanté la llave (que estaba puesta en la cerradura), la empuje, le pedí la llave a la madre (del fiscal), me la facilitó y abrí la puerta”, explicó el profesional quien además estimó que el trabajo le tomó entre 2 y 5 minutos.
“Le pedí la llave y giré el pestillo”, completó y luego explicó que conocía el edificio porque realiza trabajos allí habitualmente.
El cerrajero narró que instantes después de las 10 (se supone que se refería a las 22) recibió el llamado de la madre y que fue hasta el edificio Le Parc, en Puerto Madero, en taxi, por lo que tardó aproximadamente media hora.
“Me dijeron que abriera la puerta de servicio porque la principal tenía una traba”, explicó y contó que la madre estaba acompañada por uno o dos hombres.
También contó que tras realizar su trabajo, la madre del fiscal le abonó el servicio y que nadie le dijo lo que estaba pasando. “No dijeron nada. Era un silencio total”, aseguró.
Además informó que la madre entró a la vivienda acompañada por uno o dos hombres y que no estaba el secretario de Seguridad, Sergio Berni, cuando el llegó al edificio. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo