El barrio donde las plantas curativas le dan pelea a la farmacia

En el centro de salud municipal Elena Bazzett los médicos emplean plantas medicinales para sus recetas, y las toman de una huerta cultivada por los propios vecinos. Quieren hacer cundir el ejemplo

En el barrio San Francisco Solano, en el sudoeste de la ciudad, la gente aprendió sobre las bondades del romero, las propiedades del ambay, la bendición de la manzanilla y la caléndula amarilla, el alivio de la menta. A partir de una propuesta urdida en el centro de salud municipal Elena Bazzet hace ya siete años, buena parte del vecindario se congregó alrededor del cultivo de una huerta medicinal. Y lo que es más singular aún: además de cultivar sus hierbas, también las consumen en infusiones, jarabes y varias otras maneras de procurarse remedios naturales que les brinda su propio trabajo en la tierra. No es automedicación, sino que el propio personal del centro de salud los incluye entre su menú de recursos para atender los problemas de salud que llegan hasta su consultorio, en calle Madre Cabrini 2717 A (Callao 5900).

En el armado de la huerta y la recuperación de la plaza participaron vecinos de la zona.

“En la experiencia de esta plaza pudimos abordar todos los aspectos que promovemos cuando, como estado municipal, recuperamos un espacio público. trabajamos con la vecinal, el centro de salud, los consejeros de Presupuesto Participativo”, comentó el coordinador de Desarrollo Urbano del Distrito Municipal Sudoeste, Juan Manuel Ferrer.

La plaza a la que alude Ferrer es un pequeño espacio que al principio albergó la huerta, en el patio de la vecinal San Francisco Solano. El vecindario se organizó y renovó ese espacio, lo llamaron Plaza Evita, y obtuvieron recursos a través del Presupuesto Participativo.

“Muchos vecinos tienen las plantas en sus casas, pero no saben que tienen propiedades medicnales. Todo el mundo usa el romero, pero no sabe que además de condimentar sirve para tratar hongos y problemas en las vías respiratorias”, develó la odontóloga del Bazzet, Aliza Schenquer.

Debido a eso, en el centro de salud comenzaron a brindar talleres abiertos para enseñar y compartir experiencias de vecinos acerca de las propiedades curativas de ciertas hierbas. Lo definieron como “la recuperación de la memoria colectiva de los remedios caseros”.

Aprendieron a distinguir distintos cultivos y a aprovechar las propiedades curativas de cada uno, caléndulas en este caso.

A tomar nota

Entre las recomendaciones más frecuentes que los profesionales del Elena Bazzet dan a los vecinos se encuentran el uso del ambay como jarabe para la tos, la menta como antiséptico, la manzanilla como antiinflamatorio y digestivo y la caléndula amarilla para depurar el hígado.

Pero no sólo se utilizan las plantas para el área de clínica general, además, en lo que hace referencia a  dolores bucales, también se recomienda el uso de la pasionaria como sedante, para la contracción de la mandíbula, la salvia blanca como anticoagulante y la menta como analgésico y paliativo del mal aliento, entre otras.

En la huerta prosperan otras plantas medicinales de la región tales como la lavanda, borraja, llantén y carqueja. Jorge Gallino, psicólogo y miembro del equipo de trabajo del Bazzet, aclaró respecto del uso de medicinas naturales: “En realidad se trata de otro tipo de relación entre el ser humano y un ser vivo. Gracias a las plantas podemos conservar la salud, pero eso es muy diferente en la enfermedad, ya que hay infecciones que necesariamente requieren de un medicamento preciso”. 

En este sentido, el efector público, como toda la red de atención primaria municipal, cuenta con una farmacia donde se entregan medicamentos de forma gratuita. 

Cada viernes a las 10, en el centro de salud del barrio se brinda un taller gratuito y abierto a toda la comunidad sobre la huerta medicinal y los usos curativos de las plantas. Y no sólo asisten vecinos del San Francisco Solano, sino también estudiantes avanzados de Medicina, como parte de la currícula de su carrera. 

Ahora los consejeros del Presupuesto Participativo del Distrito Sudoeste preparan para la votación de noviembre un proyecto para multipilcar las huertas medicinales en todos los centros de salud de esa jurisdicción.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo