sec-corbata

El aumento del boleto viene con suspenso y final abierto

La Comisión de Servicios Públicos del Concejo Municipal emitió un despacho para habilitar la discusión en la sesión de este miércoles. Proponen en una primera etapa una tarifa de 6 pesos y de 6,65 a partir del 1º de noviembre. Pero como el oficialismo no contaba con los votos para aprobarlo se pasó a un cuarto intermedio hasta este jueves a las 12

Después de largas jornadas de negociaciones, el oficialismo parecía decidido a que el Concejo trate este miércoles el aumento del boleto. La Comisión de Servicios Públicos emitió un despacho con la firma de los cuatro ediles oficialistas, Carlos Comi, Manuel Sciutto, Miguel Cappiello y Aldo Poy, para que el tema se trate en el recinto. 

La propuesta es aplicar un aumento escalonado, como se dio en los últimos incrementos del servicio de taxis. En el caso del Transporte Urbano de Pasajeros, la iniciativa propone en una primera etapa un boleto a 6 pesos y a partir del 1º de noviembre llevarlo a 6,65 pesos, tal como arrojó el último estudio de costos que realiza el Ente de la Movilidad (EMR). 

Pero como el oficialismo no logró durante toda la jornada sumar voluntades que acompañen el despacho, tampoco que dos de ellos se abstuvieran, el titular del cuerpo, MIguel Zamarini, con el aval del resto de los concejales, decidió finalmente pasar a un cuarto intermedio hasta este jueves a las 12.

Las negociaciones

Al oficialismo, que cuenta con el voto favorable de diez concejales, le faltan dos para que el presidente Zamarini, defina con su voto doble. Teniendo en cuenta que la mayoría de los bloques opositores manifestaron su rechazo al aumento pretendido, una de las posibilidades era apuntar a la abstención de dos ediles para forzar el desempate. 

En ese sentido, uno de los bloques que cuenta con dos concejales es el del Partido del Progreso Social (PPS). Pero desde el bloque cuyo titular es Héctor Cavallero enviaron un comunicado donde afirmaron su oposición al aumento del boleto del sistema del Transporte Urbano de Pasajeros, achicando cada vez más el margen del oficialismo.

Además, desde la UTA anticiparon que si este jueves no tienen acreditado el sueldo van a decretar un paro total de actividades.

Esta mañana, se sumaron al debate algunos funcionarios del Ejecutivo que defienden el aumento haciendo hincapié en la inflación. Pasadas las 9 se dio inicio a la reunión en el Concejo, con la presencia de las secretarias de Servicios Públicos y Medio Ambiente, Clara García; la secretaria de Hacienda y Economía, Verónica Irizar y la subsecretaria de la Agencia de Movilidad y Seguridad Vial y directora del Ente de la Movilidad Rosario (EMR), Mónica Alvarado. 

Oficialismo: a $6.65 o nada

La postura del oficialismo es inflexible al entender que la inflación condiciona cualquier discusión. Clara García fundamentó nuevamente que el boleto “no se puede financiar con los mismos recursos” debido a “que el 47 por ciento del combustible y las paritarias del 27.5 por ciento son la realidad de la inflación”. Así, el número base para ellos es de 6.65 pesos. 

Además, recalcó que hay otras ciudades como Córdoba y San Nicolás que tienen una tarifa muy por encima de la se propone. “Córdoba tiene un boleto de 6.43 y en este momento se encuentra de paro porque no han podido pagar los sueldos”, dijo la secretaria de Servicios Públicos. El caso de San Nicolás es particular porque es una sólo empresa que monopoliza el servicio y tiene el aval del municipio para aumentar la tarifa que actualmente se encuentra en los 7 pesos.

Pero el dato no pasó desapercibido y los concejales Osvaldo Miatello y Diego Giuliano le respondieron que hay otras ciudades como Tucumán y Mendoza que poseen una tarifa de entre 4 y 5 pesos. Sin embargo, García remarcó la diferencia entre los sistemas de transportes con un dato de la relación coches-pasajeros: en Rosario existe un coche cada 1200 personas. Esta proporción no se repite en el territorio nacional a excepto de Capital Federal, sin embargo su tarifa no es plana a diferencia de Rosario que es para todos los trayectos igual.

Como la idea es avanzar lo más rápidamente posible en despejar todas las dudas y así poder avanzar en la búsqueda de consensos, también fueron invitados los presidentes de todos los bloques políticos del Palacio Vasallo.

Según señaló el edil del Frente Progresista, Carlos Comi, las funcionarias asisten con el objetivo de responder a los planteos y pedidos de informes presentados por diferentes concejales.

El presidente de la comisión de Servicios Públicos opinó: “Se trata de una situación límite, con muchas dificultades y compleja, aspiramos a alcanzar consenso y lograr resolver con inmediatez”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo