El año ya sumó tres víctimas fatales por violencia de género

En poco más de dos meses de 2015 fueron ya tres los femicidios en la ciudad, y hubo dos mujeres más en riesgo de vida. La situación en Rosario: 40 denuncias diarias por violencia familiar

“Los femicidios son crímenes de odio contra las mujeres, crímenes misóginos acunados en una enorme tolerancia social y estatal ante la violencia genérica”. Marcela Lagarde. Profesora de Antropología en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

No existen en Rosario ni en el país cifras oficiales de cantidad de mujeres que mueren por violencia de género por año. Existen estimaciones de diversas organizaciones, entre las que se destaca las del Instituto de Estudios Jurídicos Sociales de la Mujer (Indeso).

Según esta entidad pudo recabar, durante el 2014 murieron en la provincia seis mujeres a causa de agresiones físicas de sus parejas, y de éstas una solamente era rosarina. 

Pero este año la situación es otra: en los dos meses que pasaron, tres mujeres fueron asesinadas en Rosario, en situaciones que configuran violencia de género. Los homicidas fueron hombres, y dos de ellos eran la pareja de su víctima. Una cuarta mujer fue amenazada de muerte, y la última fue acuchillada por su pareja el pasado jueves. Esta se encuentra en estado reservado en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez.

El primer femicidio del año lo sufrió una joven, apuñalada la calle el pasado 21 de enero en la zona noroeste por su ex novio.

El 20 de febrero apareció en un basural el cuerpo de una adolescente de 14 años, en inmediaciones del canal Ibarlucea y calle Grandoli, en el extremo noroeste de la ciudad. La policía detuvo por el asesinato a un vecino de la víctima, y la Justicia lo imputó por tentativa de violación y muerte.

El lunes 23 de febrero, un hombre apuñaló dos veces a su esposa en medio de una discusión, en la casa que compartían en Pasco al 5000. Ella logró escapar de la escena, ganó la calle y pidió ayuda a unos vecinos, que la llevaron al Heca. Murió a poco de arribar, debido a la gravedad de las heridas sufridas. El homicida confesó como tal y se encuentra imputado y en prisión preventiva.

Luego de estas tres muertes, la realidad no dio tregua porque el miércoles 25, en la misma semana, un hombre golpeó a su pareja y la amenazó de muerte, tras lo cual pretendió prender fuego su residencia en zona sur. Estaba alcoholizado y tenía antecedentes.

Febrero terminó con un panorama negro, y marzo no empezó de la mejor manera, porque otro hombre agredió a su pareja el pasado miércoles en su vivienda de zona oeste. La hirió de gravedad en el cuello, huyó, y ella ahora se encuentra internada en estado reservado en el Heca, peleando por su vida.

40 denuncias al día

Las denuncias judiciales por violencia familiar en los Tribunales Provinciales de Rosario son alrededor de cuarenta por día desde que comenzó el año, según la fiscalía a cargo. Y los llamados por consulta o pedido de asistencia a mujeres en el Teléfono Verde (del Área de Atención por Violencia de Género), desde el 1º de enero hasta el 28 de febrero fueron 532 llamadas en total.

De las 532 comunicaciones, 399 fueron de mujeres víctimas de violencia de género. Y de éstas, fueron 13 las situaciones que derivaron en la mudanza de la mujer en riesgo a los centros de protección de la Municipalidad. Se refugiaron allí con sus hijos, 19 niños en total. Desde la Secretaría de Promoción Social añadieron que en otros tres casos, las mujeres denunciantes continúan en convivencia con sus parejas, provistas de sendos botones de alarma.

La coordinadora del Área de Atención por Violencia de Género de Promoción Social municipal, Silvina Santana, analizó estos casos: “Vemos que quedan resabios de una herencia cultural de la manera de relacionarnos las mujeres con los varones, de esta cuestión patriarcal que hace que a las víctimas no se les cree, y se generan situaciones como que las denuncias penales sean desestimadas por falta de pruebas”.

En el Área, que es de asistencia, acompañamiento y consulta para las mujeres víctimas de maltrato por sus parejas, Santana indicó a Rosarioplus.com: “Recibimos cada año unas 3.000 consultas, de las cuales 1.200 son casos nuevos, mujeres que se acercan por primera vez, y el resto son casos que venimos siguiendo. Muchas de las consultas al Teléfono Verde son por otras situaciones, por lo que al recibir esos llamados, las derivamos a otras áreas de Promoción Social”.

Del total de consultas, el año pasado solamente 92 mujeres y 139 niños debieron mudarse y residir temporalmente los centros de protección municipales, y ésto fue porque “o bien el resto consiguió ampararse en casa de algún familiar, o supo resolver de diversas maneras su situación como la exclusión del hogar del agresor”.

De los tres casos de mujeres asesinadas este año, Santana detalló que “se cotejaron las identidades, como siempre que nos enteramos de estas tristes noticias, y ninguna había hecho consultas al Teléfono Verde o personalmente”. Es por eso que remarcó la importancia de que aquellas personas que perciban una situación de riesgo, o de algún grado de violencia, llamen al servicio para que las profesionales a cargo tomen nota y empiecen a trabajar según la necesidad de cada caso.

El Área de Atención por Violencia de Género asiste de diversas maneras a mujeres con sus hijos en situaciones de este tipo, y según el caso, se realizan denuncias judiciales, se pide orden de exclusión del hogar, se acompaña a la mujer en caso de que prefiera cambiar el modo de relacionarse con su pareja, pero siempre respetando la decisión de cada mujer. Se trata de un espacio de prevención para que la violencia no pase a mayores.

 

Las más jóvenes llaman más

Según las estadísticas que llevan de cada llamado y consulta presencial, Santana detalló que “la franja de edades que recibimos de mujeres es de 25 a 40 años. Muy pocas son mayores a esa edad”. Y esto lo relaciona con que son generaciones nacidas en democracia, por lo que “las más jóvenes conocen más sus derechos y los hacen valer”.

Además detalló que la mayoría de estas mujeres atendidas no trabaja, aunque estén en edad económicamente activa.

Sobre qué estratos suelen acudir por asistencia, detalló: “Nosotros llegamos a casos casi siempre humildes, pero las situaciones de violencia se dan en todas las clases sociales. Hemos tenido un 10% casos de mujeres profesionales, o con recursos económicos”.

En general, quienes ingresan allí tienen menos recursos. Sucede que “en otras clases o no se animan a denunciar por el status, ó también ellos cuentan con otro recurso y apoyo familiar para hacer las denuncias y/o mudarse”.

Santana reveló que la cantidad de llamados al Telefono Verde sube de manera paulatina. “Los valores se mantienen, pero siempre sube un 10% por año, y ésto es positivo porque hay una difusión mayor de la temática, y no creemos que tenga que ver con una mayor violencia, sino con mayor conciencia de que hay que valorizarse como mujer y hacer respetar los derechos”.

 

El efecto contagio

La mayoría de las mujeres que llaman al Teléfono Verde tienen entre 5 y 10 años de relación con su pareja, y la violencia la vienen padeciendo desde hace años, por lo que “van decidiéndose por hablar cuando ven que a otras mujeres les pasa lo mismo y no quieren terminar graves como en los casos extremos que se conocen”.

Sobre las últimas muertes de comienzos de este año, Santana recordó que tras la publicación de cada caso en los medios, “en los dos y tres días siguientes recibimos cataratas de llamados por consultas, porque saben que no quieren terminar así”. Genera un efecto contagio por identificación.

 

Hombres también llaman

“El año pasado recibimos dos llamadas de hombres por asesoramiento por violencia de pareja, en que se han sentido vulnerados pero no de gravedad”, detalló Santana.

En estos casos, “les recomendamos dónde hacer la denuncia y asesoramos, pero este es un servicio para mujeres, porque el 97% de los casos son mujeres las que sufren la violencia por parte de un varón, y los centros de protección son de mujeres solamente”.

La funcionaria también destacó que nunca hubo casos graves de hombres, y “siempre hubo uno o dos llamados por año, que son sólo de consulta”.

 

Para mujeres que padecen algún tipo de violencia de género:

Teléfono verde

Línea gratuita: 0800 444 0420. Tel. 4802446 Todos los días las 24 hs.

Área de Atención por Violencia de Género. Santa Fe 638, 2º piso. Rosario

En caso de que un allegado o vecino conozca un caso de violencia de género, desde el área recomiendan “no llamar al Teléfono Verde” que es de asistencia a víctimas, sino realizar el llamado al 911 (policía) “solamente cuando se tiene certeza de una situación de maltrato en un hogar, y en lo posible, durante el momento en el que ocurre, para que las fuerzas policiales tengan potestad de ingresar en la vivienda”.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo