sec-corbata

El Concejo vuelve sobre las reglas de la noche y sus incumplimientos

Luego de la imputación de cinco empleados del boliche La Tienda, tras la muerte de Gerardo Escobar, se reabre el debate sobre el control de la noche: cumplir con la ordenanza y conocer su aplicación ó encarar un proyecto nuevo

La clausura del bar La Tienda, en el marco de la investigación sobre la muerte de Gerardo Escobar, reavivó la discusión en el Concejo Municipal en torno de una ordenanza que no se aplica. En 2014 varios ediles opositores habían presentado un proyecto de ordenanza que nunca se trató. Rodrigo López Molina (PRO) pide la redacción de una nueva norma, mientras que el radical Jorge Boasso exige el cumplimiento de la existente, y el oficialismo ahora va por el cierre definitivo del boliche.

Sergio Gallina, titular del sindicato que agrupa a los empleados de seguridad, Sutcapra, recordó que la ordenanza municipal nunca se reglamentó, y destacó que según relevamientos de su gremio, el 95 por ciento de los empleados de seguridad trabajan de manera no registrada”, y el boliche en el ojo de la tormenta, La Tienda no es la excepción. 

Hace cinco años se aprobó la Ordenanza 8522, que regula la actividad de los “patovicas", y el concejal Jorge Boasso recordó que en 2014 presentó un pedido de informes sobre su aplicación, que “nunca fue contestado por la Intendencia”.

Boasso pidió conocer cantidad de habilitaciones y credenciales de identificación otorgadas, y pidió conocer “si se cumple con el cupo femenino del 20 por ciento del personal, si se verifica que exista un agente de control cada 80 personas, y la cantidad de inspecciones realizadas y resultados obtenidos”.

Por su parte, López Molina fustigó a la Municipalidad, que “nunca envió un proyecto para modificar la noche rosarina”, y consideró que el problema de control “no se soluciona modificando ordenanzas, sino controlando el cumplimiento de los requisitos de habilitación, ya que el after es una tergiversación de rubro”.

El edil del PRO recordó un proyecto que presentó a fines de 2014 junto a Osvaldo Miatello, Diego Giuliano y el propio Boasso, que propone una ordenanza completamente nueva, que sea aplicable a las necesidades de la realidad nocturna actual: “Nuestras propuestas de reforma, que el oficialismo se negó a tratar, atienden a las demandas de los diferentes sectores interesados en la temática. La noche segura es uno de los objetivos y los cambios que propusimos simplifican los rubros y horarios, además de dar previsibilidad y transparencia”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo