sec-corbata

Duelo de socialistas vía Twitter

Viejas internas y la regulación de la propaganda política generaron un debate entre Miguel Zamarini y Pablo Seghezzo

Sabido es que hoy la política libra sus batallas no sólo en las tribunas parlamentarias. Y hasta la plaza pública es cada vez menos el lugar donde transcurre la escena. La arena se trasladó en buena parte a la web y, en ella, a las redes sociales. Vaya novedad.

Es lo que pasó en las últimas horas entre el presidente del Concejo Municipal, Miguel Zamarini, y el secretario de Control y Convivencia Ciudadana de Rosario, Pablo Seghezzo mantuvieron un arduo intercambio de opiniones a través de Twitter. El motivo del encontronazo fue una mezcla entre el debate sobre la propaganda partidaria en la vía pública y una vieja interna que mantienen diferentes sectores del Partido Socialista que hoy hacen eclosión en el Frente Progresista, Cívico y Social.

La disputa discursiva se generó a partir de la denuncia del edil socialista sobre el accionar de la secretaría que dirige el ingeniero civil.

Ante el reclamo, el funcionario municipal no se quedó atrás y redobló la apuesta.

Rápidamente, y ante la reacción de Seghezzo, Zamarini puso sobre la mesa un tema controvertido como es la publicidad en la vía pública en medio de la campaña electoral.
El Secretario de Control y Convivencia Ciudadana, desvió el foco de la campaña política y justificó el accionar se su entidad con objetivos logrados.

El punto final a la discusión lo puso el precandidato a concejal socialista, con la invitación a un debate sobre la funciones de cada una de las partes.

La cuestión que quedó clara en esta discusión es la presencia de diferencias que hace un tiempo explotaron entre el presidente del Concejo Municipal y el ala dura del binnerismo, como la misma intendenta Mónica Fein.

​Además, el intercambio de Tweet despertó nuevamente el debate sobre la propaganda política oficial y el contro sobre lo que es según la Municipalidad la “publicidad no autorizada”.

La publicidad en la vía pública, el agujero negro de la ley de Campañas Electorales

Según la ordenanza vigente, el 25 por ciento del espacio público debe destinarse a la campaña electoral, para realizar visibilidad de los candidatos sin realizar diferencias. Es que el problema surge cuando los partidos grandes suelen disponer de publicidad privada, sacando ventaja al resto de los partidos pequeños que no pueden solventar un gasto semejante.

Esto no es materia regularizada como si lo es la el anexo de artículos sobre publicidad en radio y televisión a la Ley de Campañas Electorales. Allí se establecen porcentajes de la programación, franjas horarias, y explicita que no se puede contratar publicidad en medios privados.

Sin embargo, en la vía pública no tiene esos reparos. “Esto me parece una democracia para el que la puede pagar. El gobierno municipal debe garantizar la equidad pero no la hace. La ley (de Campaña Electoral) es fulbito para la tribuna”, expresó el candidato Frente Social y Popular, Carlos Del Frade.

En la misma sintonía, Nire Roldán, habló de que “la visibilidad se hace por el recurso económico y éste hace la diferencia” en las urnas. “No se debe hacer ese ejercicio, todas las agrupaciones deben tener el mismo derecho y se debe democratizar el espacio público de verdad”, explicó Roldán que si bien la ley es un avance, es sólo un parte.

 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo