sec-corbata

Diputados le dio media sanción a la ley de presupuesto

El kirchnerismo y sectores aliados dieron media sanción al Presupuesto 2016 que administrará el próximo presidente: 1,59 billón

El oficialismo logró la aprobación del Presupuesto 2016 en Diputados, y con media sanción lo elevó al Senado en una prolongada sesión que había arrancado el miércoles al mediodía. La “ley de leyes” asigna 60 por ciento al área social, prevé una inflación de 14,5 por ciento, un crecimiento de la economía del 3 por ciento y un dólar oficial a 10,6 pesos en promedio. Otro dato saliente radica en la prórroga por dos años de la vigencia del denominado impuesto al cheque, del monotributo, del impuesto adicional del cigarrillo y de la ley de Emergencia Económica. La expectativa del kirchnerismo es que el Senado lo sancione antes del 30 de noviembre, cuando expiran las sesiones ordinarias.

Además establece que los gastos corrientes de capital ascenderán a 1.569.412.091.951 pesos (1,57 billón).

Júbilo en la bancada oficialista. El debate había empezado con quórum y la alquimia de votos preanunciaba la media sanción. (Télam)

La sesión especial se inició a las 12.20 cuando el oficialismo logró la presencia en el recinto de 131 diputados -dos más del quórum reglamentario de 129 para habilitar el debate-, pero la discusión sobre las leyes económicas arrancó casi tres horas más tarde, luego de que el cuerpo diera media sanción a un proyecto que fija un régimen previsional especial para ex combatientes de Malvinas.

El tratamiento del plan de gastos y recursos para el 2016 se inició con la ponencia del presidente de la comisión de Presupuesto de la Cámara baja, Roberto Feletti, quien defendió la política fiscal llevada adelante por el gobierno, que, a su entender, permitió al país "cumplir" con sus compromisos externos e impulsar medidas destinadas a "sostener el nivel de actividad".

"Por primera vez no se descerrajó sobre Argentina un violento ajuste y ahora vamos a discutir el año que viene, en el nuevo gobierno del FpV cómo financiamos esta expansión; tal vez por esto la oposición se ha retirado”, advirtió Feletti y aludió así a la decisión de los diputados enrolados en el Frente Renovador de no presentarse a debatir el proyecto.

En tanto, los diputados del radicalismo, del macrismo, del socialismo, de Suma+Unen, del FIT y de Unidad Popular -con diferentes argumentos- cuestionaron la propuesta oficial y pidieron que se prorrogue su discusión hasta las elecciones, mientras que el massismo desistió de participar del debate.

Entre los aliados del oficialismo, el titular de la comisión de Finanzas, Carlos Heller (Partido Solidario) aseguró que la "herencia" que dejará el kirchnerismo al próximo gobierno es "un país profundamente desendeudado, un país que pagó en estos 12 años el doble de lo que van a tener que pagar los tres gobiernos que vienen, por el proceso de desendeudamiento y de reestructuración de la deuda”.

El legislador K Roberto Feletti estuvo entre los principales tractores del proyecto.

Desde la vereda opositora, el vicepresidente de la comisión de Presupuesto, el radical Miguel Ángel Bazze, solicitó que se postergue el tratamiento del proyecto para "consensuar (las leyes) con el equipo económico" de la próxima gestión y argumentó: "Estamos discutiendo un presupuesto que va a ser usado por un gobierno que no tuvo oportunidad de participar en su elaboración”.

Su par de bancada, Patricia Giménez señaló que “un presupuesto que no tiene en cuenta estos dos flagelos, pobreza e inflación, no puede considerarse serio, aunque hace tiempo que ha dejado de serlo, ya que el Poder Ejecutivo desmanteló el verdadero propósito del presupuesto, con subestimaciones y manejo discrecional de fondos públicos “gracias” a la ley de emergencia económica”.

En tanto, el referente económico del PRO, Federico Sturzenegger, consideró que “en los últimos años el kirchnerismo nunca cumplió con su presupuesto. Tanto así, que se excedió en el gasto durante sus ocho años de gobierno en un presupuesto entero de más”. 

“Pedimos que el presupuesto se discuta en Diciembre cuando podamos tener las sugerencias del nuevo gobierno. Por ejemplo si fuera el gobierno de Macri, nos están faltando acá unos 38.000 millones para la universalizacion de la AUH y unos 37.000 para programas de mejoramiento educativo”, añadió.

Desde la izquierda, el diputado y candidato presidencial del FIT, Nicolás del Caño, anticipó su rechazo a una iniciativa "de ajuste" y que mantiene "un modelo de endeudamiento, con carga impositiva para los trabajadores y exenciones y beneficios de subsidios para los grandes empresarios”.

En el cierre del debate, la presidenta de la bancada kirchnerista, Juliana Di Tullio subrayó que “por primera vez en esta joven democracia que tenemos los argentinos y argentinas, desde la recuperación democrática, el país hace un recambio de gobierno normal: No es un país en crisis política, económica ni social.” 

Luego de aprobar el Presupuesto 2016, el oficialismo votó la prórroga de los impuestos al cheque, al monotributo y el adicional de cigarrillo que vencen a fin de año, al igual que la ley de emergencia económica, a la que considera una herramienta esencial para afrontar una eventual coyuntura internacional adversa, como sucedió en el 2008.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo