sec-corbata

"Difícil que las cosas cambien si no se persigue el lavado de dinero"

“Mientras persigamos la estructura criminal del narco y no el delito complejo, es decir el lavado de dinero, va a ser muy difícil que las cosas cambien”, con esas palabras resumió la situación argentina Maximiliano Pullaro, diputado provincial por la Unión Cívica Radical. El legislador aceptó la invitación de Rosarioplus.com a charlar sobre narcotráfico sin dar vueltas. Es un tema que maneja con soltura y sobre el cual siempre tiene algo para decir.

“El asentamiento del negocio de la droga en Rosario y sus alrededores tiene que ver con la ubicación geopolítica y los conflictos de las fuerzas de seguridad. Por un lado en la ciudad confluyen numerosas rutas, dos de las cuales llegan hasta Paraguay y Bolivia. A su vez, en la provincia de Santa Fe hay, sobre el río Paraná, 21 puertos privados y 4 puertos públicos. Si a esto se le suma una Justicia Federal casi obsoleta y un cuerpo de Prefectura Naval sin recursos, estamos ante una situación más que compleja”, consideró el legislador.

Según Pullaro, Rosario es uno de los ejes centrales del tráfico de estupefacientes del mundo y el principal de la Argentina, país que, según la ONU, es el tercer exportador de cocaína a nivel global. Para él, las bandas violentas de Rosario no son productoras de cocaína. Son utilizadas para realizar la logística de la exportación: a la ciudad llega la pasta base y acá se estira (con precursores químicos), para después ser exportada a Europa. Por este trabajo, los narcos locales reciben su pago en cocaína, no en dinero; lo que hace que haya una gran cantidad de estupefacientes muy baratos en las calles, lo que a su vez genera una gran descomposición social. “Si vos comprás un kilo de cocaína en la selva colombiana a 500 dólares y lo estiras, obtenés dos kilos. En Europa eso se compra por 60 mil dólares. A su vez, ahí lo vuelven a estirar y en la calle terminan ganando medio millón. A las bandas locales las utilizan como logística para la exportación y les pagan con cocaína, que usan para el menudeo, para abastecer el mercado local. Por eso hay tanta droga y tan barata”, explicó el legislador.

Y en este punto principal el diputado hace una salvedad que aporta datos concretos sobre la problemática. Para Pullaro, si bien las bandas que ocupan las calles de Rosario son una problemática a resolver, son solo la punta de un iceberg que llega muy profundo, a un lugar tan oscuro que nadie se anima a iluminar. “A las estructuras criminales como la de Los Monos hay que combatirlas. No pueden matar y vivir con ese nivel de ostentación impunemente. Pero el problema del narcotráfico no está en las villas. Ahí están solo los que tiran y los que mueren. Los verdaderos beneficiados están en el centro; en las casas de cambio, en los grandes fideicomisos”, apuntó sin vueltas.

Para el legislador, en el país la problemática de la narcocriminalidad no se va a solucionar hasta que se siga la ruta del dinero; pero no solo la de los muchachos que andan en auto tirando tiros, sino cuando los hombres de oficinas ostentosas, trajes caros y modales correctos empiecen a explicar de donde sacan la plata. “Los que se hacen ricos con la droga no son los que se matan en la calle, son los que agarran la plata y la ponen en el mercado formal. Es importante que no solo se investigue a los señalados como criminales, sino también a los profesionales que los asesoran. Hay abogados y contadores que son monotributistas, pero viven en countrys, andan en autos importados y pagan alquileres de oficinas superiores a lo que aportan con sus impuestos. Nadie mira esas cosas y, en muchos aspectos, el que lava hace mucho más daño que los soldaditos”, señaló el diputado.

Para cerrar, Pullaro planteó que es hora de que de invierta la carga probatoria en las causas penales; es decir, que el estado no se tenga que ocupar de demostrar que el patrimonio de una persona proviene de dineros sucios, sino que sea el propio señalado quien deba explicar a la Justicia de donde obtuvo su capital y en qué condiciones.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo