Después del temporal, llega algo de calma

El cielo se oscureció durante el jueves y según el Servicio Meteorológico este viernes la historia seguirá pasada por agua. Las lluvias que comenzaron el viernes a la tarde se multiplicaron durante la madrugada y parece seguirán las ráfagas de viento sur.

En pocos minutos, la lluvia que caía pareja desde la tarde se convirtió en un temporal. Comenzó a las 22 y se extendió hasta horas de la madrugada con intensidad, y ráfagas de viento promedio de 50 kilómetros por hora, aunque 80 fue el pico. El mismo proocó un saldo impotante de árboles y ramas caídas, con cerca de 80 reclamos al respecto  y la interrupción del servicio de la línea K, aunque según el director de Defensa Civil, Raúl Rainone, se estaba restableciendo.

Clima para el viernes

Desde temprano el cielo estaba algo nublado pero sin los nubarrones negros de tormenta. Es que el viento del sur limpió todo. Sin embargo, el Servicio Meteorológico se puso mala onda y avisa que el viernes tendrá tormentas fuertes y mucho viento con temperaturas que oscilarán entre los 12 y los 18 grados, aunque la térmica será más aja por el efecto del viento sur. 

La buena es que el sábado se despeja. Con una mínima de 7 y una máxima de 15, el sol empezará a asomar tímidamente hasta instalarse definitivamente el domingo. El lunes, más calor, con una probable máxima de 25 grados. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo