sec-corbata

Denuncian "represión ilegal" en un operativo policial

En el procedimiento fueron detenidas por lo menos cinco personas, entre ellas dos menores de edad

La Asamblea por los Derechos de la Niñez y la Juventud, vecinos y agrupaciones barriales de Ludueña denunciaron un caso de abuso de autoridad por parte del Comando Radioeléctrico y la Policía de Acción Táctica.

El hecho mencionado tuvo lugar este sábado al mediodía, cuando la policía, que perseguía a un supuesto ladrón de un comercio de ropa deportiva, allanó varias viviendas de los vecinos de la zona. En el operativo fueron detenidas por lo menos cinco personas, entre ellas dos menores de edad.

El parte policial señaló que en horas del mediodía del sábado, en calle Juan José Paso y Teniente Agneta, donde funciona un comercio de venta de ropa deportiva, un “efectivo femenino estaba realizando horas extras en el negocio y observó a un  individuo que se introduce prendas entre sus ropas. Cuando procedía al arresto del sujeto este le agrede físicamente y se da la fuga”.

Al enterarse del robo, “Efectivos del comando realizaron un patrullaje y en las inmediaciones divisaron al imputado desplazándose a bordo de una bicicleta. Luego, procedieron a la detención de un joven de 22 años”, informó el comunicado de la Unidad Regional 2.

En diálogo con RosarioPlus.com, Facundo Peralta, integrante de la Asamblea por los Derechos de la Niñez y la Juventud, afirmó que el joven arrestado por la policía no tenía nada que ver con el robo. “En Gorriti y Liniers, un grupo de policías del comando detuvieron violentamente a Claudio, que andaba en bicicleta por el barrio. Los vecinos, al ver que el joven estaba en el piso y recibía varios golpes, decidieron intervenir en la represión”. Según la versión policial, luego de la captura del sospechoso, “cuatro individuos con arma de fuego comenzaron a agredir al personal, acción que fue repelida por los actuantes”.

El informe de la UR2 menciona el arresto de cinco personas – dos hombres de 30 y 31 años, una mujer de 32, una adolescente de 17  y una jovencita de 14 – y el secuestro de un arma de fuego calibre 32, con seis vainas servidas, “una bolsa con lo que parece ser estupefacientes y la bicicleta en que huía uno de los imputados”.

Sin embargo, Facundo dijo que los detenidos fueron ocho vecinos del barrio Ludueña y que la mayoría obtuvo la libertad a lo largo del fin de semana. “El desempeño policial fue malísimo, tardó entre seis y ocho horas en labrar el acta. Le pegaron a todo el que se le cruzara por adelante y encima retuvieron a dos menores”, señala Peralta.

Refutando la hipótesis policial, las organizaciones sociales que participan en el barrio, entre las que se encuentran el Bodegón cultural Casa de Pocho y el Colectivo Bella Vista, emitieron un comunicado donde repudian los hechos ocurridos el sábado pasado.

Además el comunicado denuncia que “durante el desarrollo de estos acontecimientos fueron llegando más efectivos pertenecientes a la Policía Táctica, Seguridad Vial, Gendarmería, Comisaría del Barrio y Policía Federal, llegando a haber aproximadamente 30 móviles. La escala de violencia por parte de la policía siguió en aumento, empezaron a entrar a las casas de los vecinos realizando allanamientos totalmente irregulares, sin ningún tipo de orden y con violencia extrema, golpeando a las personas tanto niños como adultos, obligandolas a salir de su casa, destrozando sus pertenencias, así como robando sus sueldos y cosas de valor”.

Angélica, una de las personas detenidas, estuvo demorada en la seccional 12 y luego fue trasladada, por la decisión de la fiscal de turno Juliana González, a la seccional cuarta. Según indicó a Rosario Plus, junto a ella fueron arrestados cinco personas más: su hija de catorce años, su hermano, el joven perseguido, tres hombres más. Recién el domingo a la tarde fue liberada.

“Estábamos en la puerta de casa y vimos que la policía había agarrado a Claudio, lo tenían en el piso y lo golpeaban. Les dijimos que si ya lo tenían que se lo lleven. Empezaron a amenazarnos y dispararon tiros al aire. Cayeron más móviles y comenzaron a meterse en las casas de los vecinos. Nosotros tratamos de impedir que se metan pero no pudimos. Se llevaron cosas que no debían. Me sacaron la Netbook, a mi cuñado plata y otras cosas de la casa”, relató Angélica, la vecina de barrio Ludueña. 

Desde la Asamblea por los Derechos de la Niñez y la Juventud, consideraron al hecho como una “represión ilegal” y este miércoles a las 19 horas llevarán a cabo una reunión en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), ubicada en San Lorenzo 1879, para organizar una marcha exigiendo a las autoridades provinciales explicaciones por el accionar policial en los barrios más humildes.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo