sec-reposera

Denuncia penal para Xipolitakis y los pilotos

 

 

El gobierno nacional decidió impulsar una denuncia penal contra la mediática Victoria Xipolitakis y los dos pilotos que el martes la dejaron entrar a la cabina de un Embraer 190 y participar del despegue en Aeroparque, en un vuelo a Rosario.

La pena que les puede caber va de los dos a los ocho años de prisión para el tripulante o pasajero que ponga en riesgo la seguridad del avión y de los demás, y la situación está tipificada dentro de los estándares de seguridad de los organismos internacionales de aeronavegación comercial.

Al parecer, la vedette no anda con mucho trabajo, así que se dedica a crear escándalos para engrosar su prontuario farandulero. Las vacaciones de julio están cerca y la griega busca ofertas de obras, mientras tanto se puso en campaña para hacer su propio show. Pero se le fue la mano y podría pasar que el espectáculo lo termine dando tras las rejas.

Es que el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, comentó este viernes que además de haber sido despedidos de la empresa Austral Líneas Aéreas, los dos pilotos del vuelo 2708 con destino a Rosario, en el que la vedette Victoria Xipolitakis tomó el mando de la aeronave e inició el despegue “serán denunciados penalmente”.

Pero además la denuncia abarcará a los pilotos Patricio Zocchi Molina y Federico Soaje, y también a Xipolitakis.

Además agregó que “el artículo 190 del Código Penal dice con claridad que les cabe una pena de dos a ocho años a aquellos que tuvieran una conducta que pusiera en riesgo la seguridad de una aeronave”, y argumentó que esto se hace “en el marco de los reglamentos que están comprendidos y autorizados por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI)".

Fernández añadió que el reglamento de la OACI también incluye en la penalización al "pasajero que tenga una conducta alterada y que ponga en riesgo las obligaciones de la tripulación”. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo