sec-corbata

Del Sel analiza su derrota en el diván

Perder no es fácil. A nadie le gusta perder. Mucho menos por segunda vez y por tan poca diferencia. Miguel Del Sel reconoció que no la está pasando nada bien en estos días. Aunque hace ya dos meses de la derrota electoral en Santa Fe, le cuesta asumir que quedó fuera de la Casa Gris por muy pocos votos.

"Es triste todo esto, estoy yendo al psicólogo así que eso indica cómo estoy”, admitió en diálogo con el periodista Ari Paluch. “Voy porque lo necesito, en un momento el teléfono te suena 200 veces por día y después no te llama nadie", graficó el ex Midachi.

Si bien en un primer momento Del Sel se negó a aceptar la derrota y denunció fraude, finalmente desestimó la idea de llevar a la Justicia el tema y aceptó el triunfo del socialista Miguel Lifschitz.

"¿Crees que te metieron la mano en el bolso? ¿Deberías ser el gobernador de Santa Fe?", le preguntó el periodista. "Me queda esa sensación, en una parte de mí tengo que confiar, sino me pego un tiro”, planteó el humorista devenido en dirigente del PRO. Analizó que "hubo irregularidades” y que “por eso no accedieron a abrir todas las urnas".

"El problema es que la denuncia (de posible fraude) ya forma parte de un círculo vicioso y a nadie le importa", analizó. "Lamentablemente en esta sociedad hay muchos que no han entendido de qué se trata la democracia", reforzó.

Pero no piensa tirar la toalla, al menos por el momento. "Voy a seguir con la política, estoy a full con esto porque pretendo que cambie”, planteó. “Me metí para ayudar a que las personas vivan mejor, no para hacer negocios”, aclaró.

 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo