sec-corbata

Cúpula policial niega "copamiento", habla de "venganza"

El jefe de la Unidad Regional II, Miguel Ángel Oliva, negó que lo ocurrido este domingo por la noche en la comisaría 14 haya sido un intento de “copamiento” y aseguró que la balacera fue una “venganza” de ladrones que habían sido detenidos con anterioridad.

Este domingo por la noche, tres personas ingresaron a la comisaría 14, ubicada en Marcos Paz y Provincias Unidas, y comenzaron a dispararle a los policías que se encontraban en el lugar. Los agresores huyeron a pie, luego fueron detenidos. Los efectivos heridos están fuera de peligro.

Muchos intuyeron que se trataba de un copamiento a la dependencia policiales, debido al reciente antecedente. Es que el miércoles pasado, 13 de mayo, un grupo comando de seis personas ingresó a la subcomisaría 13 de la localidad de General Lagos, redujo al personal policial y se llevó un arsenal de armas de fuego y al único patrullero de la seccional. Luego del copamiento, los ladrones asaltaron el banco Credicoop de la zona y escaparon con 80 mil pesos.

Y hay otro hecho más, que para algunos pasó desapercibido. Este sábado, en la comisaría sub 19 de barrio Las Flores, un patrullero fue incendiado dentro a la seccional policial. Se están investigando las causas del siniestro, no se descarta que haya sido intencional.

A pesar de los reiterados episodios de violencia contra la policía santafesina y sus diferentes seccionales, el jefe de la Unidad Regional II, Miguel Ángel Oliva, negó la existencia de bandas organizadas que lleven a cabo los delitos.

“No podemos hablar de que el tiroteo de la comisaría (14) fue realizado por gente de tal personal o que haya un líder que organizó todo”, afirmó Oliva a Rosarioplus.com. Además, el jefe policial remarcó que no hubo un “copamiento” en la seccional y ratificó la versión oficial de que fue una venganza.

“Las personas fueron detenidas y al ser liberadas juraron venganza. Por la tarde apareció uno de los implicados a realizar una falsa denuncia, que no fue confirmada. Más tarde ocurrió la balacera”, explicó el encargado de la Unidad Regional II.

Según indicó Oliva, los dos efectivos heridos se encuentran fuera de peligro. Por la agresión contra el personal policial hay tres detenidos. Además, hay un cuarto sospechoso sobre el cual no se ha tomado una medida judicial todavía.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo