Cuando las venas empezaban a cerrar

Quizás el destino , quizás la vida , quizás quien sabe ....

Te fuiste . Volaste o empezaste una nueva vida, donde quizás los ríos ya no sangran, donde los latinos nos vemos como iguales y donde la vida sea un poco más justa. 

Tu patria grande en estos últimos años habían llevado un poco de oxígeno a tus pulmones y descanso a tu inagotable pluma. 
Justo cuando Obama estrechó la mano de Cuba , justo cuando tu tan querida Potosí empezaba de la mano de Evo a dejar de sangrar , justo cuando tu América empezaba a gritar y a pedir una nueva libertad real y pura . Justo te vas ... 

Tu sonrisa irónica hoy estará  mirando a algunos que te despiden aliviados, como el día que viste como Chávez le regalaba al primer presidente afroamericano de Estados Unidos tu obra más recordada, como el día en el que que te premiaban en algunos lugares que jamás hubieses pisado. Esa sonrisa cómplice que hoy se ve más que nunca en esta ironía de la vida. Te fuiste como una ironía .

Como si ya no te necesitáramos , como si ya algo estaría empezando a cambiar, aunque creo que en realidad te fuiste como se fueron Hugo, Néstor, el Che , y muchos más. Te fuiste un poco decepcionado. Te fuiste.

La ironía de muchos será dolor en millones, que no van a tener voz, no van a tener pluma, no van a tener nada , ese dolor que nadie como vos supo transcribir en letras que se transformaban en lágrimas de aquellos que estaban invisibles.

Hiciste visibles a los que nadie quería ver, abriste los ojos de los que miraban para otro lado, fuiste palabra para miles que callaron su voz, y serás millones para los que aún están tratando de terminar de cerrar esas venas, esa sangre que aún duele, pero que tarde o temprano, aunque no terminen de cerrar ya nadie podrá volver a abrirlas después de tu paso.

Hasta pronto

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo