sec-reposera

Conocé al mural más grande del mundo

La obra mide más de dos mil metros cuadrados y fue pintada en el barrio porteño de Barracas

La obra llamada "el Regreso de Quinquela", realizada por el artista urbano Alfredo Segatori, se convirtió en el mural más grande del mundo. La pintura está ubicada en Pedro de Mendoza y San Antonio, barrio porteño de Barracas, y mide más de dos mil metros cuadrados.

El autor del mural estima que a partir de los pedidos de diferentes vecinos podría extenderse otros mil metros cuadrados más. El anterior récord guinness lo tenía un artista mexicano llamado Ernesto Ríos Rocha, con un mural de 1.650 metros cuadrados, ubicado en el Centro Internacional de Convenciones en Mazatlán.

El trabajo había sido encargado hace más de dos años por el Gobierno porteño. “Originalmente era un retrato de Quinquela pintando un cuadro en un caballete en una pared lateral. Pero como vi que había lugar me empecé a entusiasmar y terminé ocupando una franja de 700 metros cuadrados, para lo que utilicé cuatro cuadros de él con los que hice una fusión del paisaje al estilo de Quinquela”, señala Alfredo en una entrevista realizada por el diario Clarín.

“Quedaba libre otra mitad de una pared que era irregular, entonces se me ocurrió pintar a cuatro de los chicos que siempre jugaban por ahí como si estuvieran mirando el retrato. Después vinieron los amiguitos que también querían salir y fuimos sumando. Se convirtió en una especie de obra viva, porque los personajes que están pintados andan por ahí todo el tiempo”, agrega el artista.

A pesar de haber superado el récord guinness, Alfredo Segatori desea continuar con la obra si los vecinos lo apoyan. “Ahora estoy continuando una cuadra nueva hasta la calle Vieytes, sería genial completar la vuelta manzana. Y mi idea es hacer el piso con un efecto 3D para terminar de unir todo. Lo voy haciendo en los momentos que me dejan libres los otros trabajos, porque con esto apenas llego a costear gastos. Y le doy tiempo porque disfruto del proceso”, apuntó muralista.

La obra de Segatori forma parte de las tareas de recuperación de la cuenca Matanza-Riachuelo y avanza con la colaboración de vecinos y empresas que ceden sus fachadas para la intervención artística.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo