Cómo adelgazar en base a levadura de cerveza

 

 

La levadura de cerveza es uno de los alimentos con mayor perfil nutricional que existe en el mundo. Sus múltiples nutrientes mejoran el rendimiento y oxigenan los tejidos musculares. Pero por más que venga del proceso de fabricación de la cerveza, no tiene alcohol. Hay una forma de incorporarla a la dieta habitual como forma de contribuir al proceso de pérdida de peso en una persona, siempre y cuando complemente la ingesta con otros factores. No es magia, simplemente es levadura de cerveza.

Lo que sí contiene este fermento es: 8 aminoácidos esenciales, 10 aminoácidos indispensables para formar proteína, 40 por ciento de proteínas, 14 minerales, como selenio, cromo, zinc, cobre, calcio y hierro, además de 20 vitaminas entre las que se destacan las del grupo B y ácido nucleico, vital para la regeneración celular.

¿Qué es la levadura de cerveza?

La levadura de cerveza es un fermento que se obtiene en el proceso de fabricación de una de las bebidas más consumidas en todo el mundo pero, a diferencia de esta, no tiene alcohol. Se produce por la descomposición de la cebada, causando un hongo seco y pulverizado que recibe el nombre de Saccharomyces cerevisiae.

Se puede cultivar en los laboratorios para ser usada como suplemento nutricional, pero la mayoría de las levaduras de cerveza que consumimos hoy en día se obtienen de lo que sobra del proceso de fabricación de la bebida. No obstante, antes de llegar a los mercados, se limpia y se le quita lo amargo y en esos pasos pierde una parte de sus componentes benéficos, por lo tanto, no es de la mejor calidad si la comparamos con la que se consigue apenas se prepara la cerveza.

Los expertos consideran de mejor calidad la levadura hecha con cerveza recién elaborada.
  ¿Quién puede consumirla?

Su gran valor alimenticio la convierte en un alimento de suma importancia y beneficios para ancianos, mujeres embarazadas y en etapa de lactancia, niños, adolescentes, deportistas… para prácticamente todos. Es que la levadura de cerveza tiene muchas bondades para todos los grupos de personas, a cualquier edad y condición.

Es un alimento ideal para aquellas personas que sufren deficiencias alimentarias, como es el caso de la bulimia, anorexia o desnutrición. Además puede ser un gran suplemento para quienes están haciendo dieta para bajar de peso y para vegetarianos y veganos, ya que aumenta la ingesta de proteínas.

También es muy recomendada para diabéticos, pacientes oncológicos, personas con desequilibrios hormonales, anémicos, personas que han pasado por una cirugía o intervención quirúrgica, enfermos hepáticos, y para quienes tiene el colesterol elevado.

¿Cómo consumirla?

Se puede mezclar con todos los alimentos si queremos enriquecer sus valores nutricionales, es decir, potenciar sus bondades. Se suele ingerir con leche, yogur, jugos, batidos, cereales, vegetales, pastas, bizcochos… prácticamente con todo lo que pase por la imaginación ya que es un producto de lo más versátil.

 

 

¿Cómo usarla para perder peso?

Se aconseja consumir entre 20 y 30 gramos de levadura de cerveza a diario. Es importante a la hora de ir en busca de este suplemento proteico a la dietética, asegurarse de comprar levadura viva y que sea amarga, para evitar procesos químicos o de lavado que le quitan muchos de sus nutrientes.

Es recomendable que se consuma levadura tres veces al día, 10 gramos cada vez y durante un mes seguido, para obtener buenos resultados.

Empieza tu mañana con levadura de cerveza mezclada en un vaso de agua tibia con un poco de jugo de limón. Tiene que ser en ayunas, durante dos semanas seguidas. Espera media hora para desayunar.

Durante el día se puede agregar en batidos naturales de frutas o vegetales y estos funcionarán como un gran aperitivo para calmar el hambre y alimentarse mejor.

En almuerzo y cena se puede agregar el suplemento en ensaladas, tartas, hamburguesa a la plancha o lo que incluya la dieta. Con una cucharadita pequeña se suman proteínas y vitaminas y, lo más importante, sin calorías.

Y obviamente todos los beneficios de este fabuloso fermento se verán potenciados si se lleva una vida saludable, es decir que es necesario realizar ejercicio dos o tres veces a la semana, dejar de lado el sedentarismo, beber dos litros de agua diarios y evitar ciertos alimentos como el café, los fritos, las harinas y los azúcares refinados. Es decir que no hay productos mágicos ni alimentos hechizados que lograrán lo que un nutricionista no pudo, pero sí hay alimentos que hacen las cosas un poco más fáciles. 

 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo