sec-juego

Chile dejó afuera a Uruguay en un partido caliente

El seleccionado chileno venció en la noche del miércoles a su par de Uruguay, defensor del título, por 1-0 en un duro partido disputado en el estadio Nacional de Santiago y se metió en una semifinal de Copa América por primera vez en 16 años.

El lateral derecho Mauricio Isla a los 35 minutos del segundo tiempo marcó el gol para el histórico triunfo de la ‘Roja’ que sueña con ganar por primera vez el certamen continental.

El ‘Huaso’ fue el héroe en la noche del estadio Nacional que vibró con el pase a la semifinal luego de 16 años sin acceder a esta instancia y se presentará el próximo lunes 29 en este mismo escenario con el ganador del duelo de mañana ente Perú y Bolivia, que se disputará en Temuco.

En Uruguay, a los 17 minutos del segundo tiempo fue expulsado Edinson Cavani, quien respondió a la provocación de Gonzalo Jara. El peor final para el delantero de París Saint Germain que jugó visiblemente afectado emocionalmente por lo que le sucedió a su padre en las horas previas al encuentro.

El otro jugador que vio la tarjeta roja fue el defensor Jorge Fucile a los 42 minutos del segundo tiempo para dejar a Uruguay con nueve hombres y desvirtuar el final de un partido que pareció quedarle grande al árbitro brasileño Sandro Ricci.

Uruguay se despidió de un torneo en el que nunca se sintió cómodo con el rótulo de candidato que tenía por ser el campeón defensor y máximo ganador de la competencia, con quince trofeos.

En tanto, el equipo dirigido por el argentino Jorge Sampaoli mostró autoridad y nuevamente un fútbol altamente ofensivo.

La intención de ambos equipos fue clara desde el inicio. Uruguay paró dos líneas de cuatro hombres, en cambio, Chile se plantó en campo rival con dos laterales lanzados al ataque, tres volantes de buen pie, un enganche y dos delanteros rápidos que se movieron por todo el frente de ataque, sin dar una referencia para los centrales.

La paciencia y el esfuerzo tuvo su premio para la ‘Roja’ unos minutos después. A los 34 minutos del segundo tiempo, un centro al área exigió la salida de Muslera que dejó la pelota en los pies de Valdivia, quien -en vez de patear- se la cedió a Isla para el derechazo rasante que hizo explotar de alegría a un repleto estadio Nacional.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo