sec-corbata

Chaumont: “No hay excusas con los homicidios, ni solución mágica”

Los homicidios en la ciudad de Rosario se han vuelto corrientes, aunque algunos de ellos, por razones diversas, provocan un estado de consternación colectiva y reanudan el clamor de mayor seguridad. Es el caso del asesinato en ocasión de robo del arquitecto Sandro Procopio, ocurrido ayer por la tarde en barrio Bella Vista, que caló y renovó el reclamo a las autoridades provinciales en un tema que le quema desde hace tiempo. El gobierno, en la voz del secretario de Seguridad Pública, Gerardo Chaumont, prefirió no hablar de baja en la cifra de homicidios, tal como sostiene desde hace meses porque sería “ofensivo en esta situación”, aunque repite que “no hay soluciones mágicas”. 

De esta forma el gobierno provincial quedó inmerso nuevamente en las críticas, y que si bien se ha reforzado el sistema de seguridad, queda al descubierto que la baja que pregona no es sostenida y la baja efectiva de homicidios no es ni por asomo sustancial.

El secretario de Seguridad Pública, Gerardo Chaumont, fue prudente al expresarse sobre el crimen del arquitecto y hermano del periodista Pablo Procopio: “No sirve de nada que diga a los familiares que las cifras están bajando, no hay excusas. Sería ofensivo”.

“En lo personal nos gustaría tener cero homicidios, por supuesto, pero esto es un proceso que llevará unos años, y como dijo (el gobernador Antonio) Bonfatti no hay soluciones mágicas”.

Por su parte, el diputado provincial por el Movimiento Evita, Eduardo Toniolli, aclaró que el socialismo quiso mostrar una baja de los homicidios pero no es sostenida ni de largo alcance. “Además un grave problema es la baja tasa de esclarecimiento de los homicidios que replican en en las cifras”, explicó a RosarioPlus.com.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo