Cada vez más restaurantes le dan batalla a las gaseosas

Burger King decidió retirar los refrescos de los menús infantiles en Estados Unidos. 

Sí, ya no se puede pedir coca o sprite o esas aguas saborizadas tan en boga. Los nenes que vayan a Burger King pueden, en cambio, elegir entre leche descremada, jugo manzana o chocolatada (también con leche descremada) 

Mientras algunos aplauden la decisión de la segunda mayor cadena de hamburgueserías del mundo, otros la critican y considera que se trata de un golpe de marketing.

No es la primera. Burguer King se suma a una tendencia iniciada por McDonald’s y Wendy, que también ajustaron sus menúes infantiles. 

La empresa ha decidido introducir los nuevos cambios "como parte de nuestros esfuerzos para ofrecer a los consumidores opciones que coincidan con las necesidades de su estilo de vida", dijo el presidente de Burger King North America al periódico USA Today.

El alto consumo de gaseosas es una de las principales causas de los altos índices de obesidad en Estados Unidos.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo