sec-corbata

Boasso intentó defender a Del Sel

El “candidato fáctico” a vicegobernador por el PRO, Jorge Boasso, intentó defender a su compañero de fórmula Miguel del Sel de la tonelada de críticas recibidas tras su reciente apuesta sobre “quién paga las putas” en caso de que llegue a la gobernación santafesina. No es la primera vez que el humorista levanta polvareda: ya hubo controversia respecto de un video que se volvió viral en donde hablaba de “irse de putas” y, poco después, Del Sel se ganó la bronca de varios sectores por declaraciones consideradas discriminatorias. 

Boasso, quien estuvo este miércoles por la tarde en Casilda en el marco de un viaje de campaña por el sur santafesino (mientras Del Sel recorre el norte provincial), dialogó en radio Más por Martín Paoltroni y Lucila Romano. Allí, el edil rosarino ensayó una defensa sobre las continuas polémicas por los dichos de Del Sel, en una entrevista que tuvo varios momentos picantes.

“El humor nunca ofende, porque si ofende ya no es más humor. Si el humor ofende no se pueden hacer chistes de gallegos, judíos, tartamudos, pelados, gordos, flacos. El humor no ofende, ese es el punto central de debate”, planteó Boasso. “Cuando Charlie Hebdo hace una humorada y los terroristas se sienten ofendidos, no tuvieron mejor reacción que matar. Salvando las diferencias, el humor no ofende”, fue su postura.

Respecto del video que circuló hace un tiempo en redes sociales y fue ampliamente repudiado, en particular por agrupaciones que defienden los derechos de las mujeres, sostuvo: “Campaña sucia pura y simple. Fue un backstage, de hace cuatro años. Acá hubo una conjunción entre socialismo y massismo para perjudicar a una persona. No lo hizo agrediendo u ofendiendo a nadie. Muchos de los que ahora se hacen los ofendidos eran los que se paraban de pie en el teatro a aplaudirlo cuando hacía un chiste".

Uno de los momentos más tensos de la entrevista se vivió cuando le consultaron al edil por una vieja entrevista de 2013 en la que Del Sel trataba a la presidenta Cristina Kirchner de "vieja chota hija de puta", por la que también fue repudiado en su momento, y le preguntaron si esos “exabruptos” revelaban el pensamiento del ex Midachi.

Boasso se quejó de que cualquiera que hiciera ese análisis terminaba haciendo “un análisis psicoanalítico o semántico”. Y abundó sobre el ejemplo mencionado: "No creo que eso sea una cosificación, lo niego. Cosificación es lo que hace la presidenta con los argentinos. Si alguien cosififca, crispa y divide la sociedad es la presidenta”. Defendió: “Miguel siempre va seguir siendo alegre y fresco en sus expresiones. No comparto que haya cosificado u ofendido”. 

Respecto de su vida política en estos momentos, Boasso contó: "Hace 22 años que soy concejal de Rosario y nunca vi tanto fervor popular. Veo similitudes con lo que se vivió en el 83, y me gustaría imitar algunos puntos con aquella gesta del radicalismo del 83. Este es un espacio que siempre añoramos y aquí estamos en un lugar y una experiencia gratificante, donde están las puertas abiertas. Ahora y después de ganar la gobernación".

Además, el edil recordó su acercamiento al PRO y consideró que ese paso lo convirtió en un "adelantado", dado que fue la postura que prevaleció en la convención del radicalismo realizada este año en Gualeguaychú.

"En principio me quedé helado, atónito, cuando me convocan a este espacio aquel 22 de diciembre. Que se fijen en uno, que siempre militó y luchó en otro partido político, inicialmente me asombró, fue muy gratificante. Primero agradecí, pero no respondió. Hice varias consultas con mis hijos, familia, amigos. El primer político con el que hablé fue Ernesto Sanz, con quien hablé más de 40 minutos, ya que las listas cerraban y teníamos que optar. Yo me jugué", sostuvo.

En otro tramo de la entrevista, el edil habló de la seguridad como tema clave de su campaña y en este marco disparó contra el ex gobernador Hermes Binner. “Recordemos que en el 2007 Hermes Binner dijo que la inseguridad era una sensación. Ahí no solo negó el problema, sino que lo empezó a agravar. Fue empeorando, ya que nadie le prestó la atención debida. No hubo inversión en infraestructura y mucho menos en educación. Es puro marketing. No es como se jacta el gobierno provincial de ser cultores de la educación y la inclusión social. Hay una gran falencia en muchos aspectos. También en la cultura debemos realizar una tarea de contención y no que sirva solamente a un partido político".

Respecto de las dudas que genera que Del Sel no tenga mucha experiencia en política, lo que es contrastado con el hecho de que las otras dos fórmulas en carrera sí la tienen, planteó: “Juzgamos a las personas antes de conocerlas, es lo que todavía algunos hacen con Del Sel. Por el hecho de que  viene del mundo artístico presuponen que no puede gobernar, pero consideran que un bioquímico o un abogado sí. Nadie sabe todo. Cualquier profesional debe capacitarse y para gobernar hay que llamar a los que saben. Miguel sabe cosas que yo no sé, y la verdad yo también tenia prejuicios con él, pero al conocerlo me encuentro con otra persona. Conocí a una persona sincera, llana, humilde, que pregunta y consulta mucho”. Sostuvo: “Es un tipo de palabra que dijo iba a renunciar a su banca y renunció”. Resumió:” Hace 30 años que milito en política y me siento más cómodo en este camino, le tengo confianza, sabiendo que no me van a mentir como me mintieron muchos colegas políticos en mi vida. La mitad me dijo la verdad y la otra mitad me mintió".

Esta última alusión fue hacia el espacio que formaba antes de su partida al PRO, el Frente Progresista del que formó parte junto al socialismo. También en este apartado, el edil aclaró y criticó: “Al Frente lo apoyé pero entre comillas. Siempre fui el único político que estuvo en el frente, pero siempre fui un adversario para modificarlo, pero no pude. Ese es un Frente que pertenece a cinco tipos”. Abundó: “Fui siempre muy crítico, no es una coalición política donde hay uno que manda (el socialismo) y otros que le obedecen a cambio de cargos para ellos, diputados provinciales y en el gabinete. Si Barletta hubiese logrado un apoyo monolítico y se hubieran abierto las puertas, tal vez no estaría aquí, pero estoy aquí. No se supo ni se pudo", concluyó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo