Bernardi acertó con los pibes y recuperó algunos soldados

Lucas Bernardi aprobó con creces su primer examen como entrenador de Newell’s. Ante Racing se la jugó por varios pibes que consiguieron lucirse y fueron protagonistas. También levantaron su nivel algunos que el semestre pasado no aparecieron.

Dos de las figuras fueron los debutantes Mancini y Denis Rodríguez. Los juveniles jugaron como laderos de Villalba e hicieron un gran trabajo de presión para recuperar la pelota. Lo mejor de ellos fue la dinámica y hasta se animaron a tirar algunos lujos cuando tuvieron la posesión. Ezequiel Videla, uno de los mejores volantes de quite del país, no la pasó nada bien ante los pibes.

La otra gran apuesta de Bernardi estuvo en los laterales. Escobar y Baez, que llegaban a la cita con sólo un partido en Primera, se animaron a acoplarse al circuito de juego y casi no pasaron sobresaltos en defensa. Aunque correrán de atrás ante Cáceres y Casco, demostraron que pueden ser una alternativa potable.

Frente a Racing también levantaron algunos que estaban en deuda. Lo de Villalba en el medio fue parejo y arriba estuvieron picantes Tonso, gol incluido, y Tévez. Claro que también fue fundamental lo de Nacho Scocco, quien jugó su mejor partido del año y se reencontró con el gol.

¿Qué cartas se guardará Bernardi para el futuro? Lo cierto es que en su primer partido oficial dejó mucha tela para cortar y el público se lo agradeció con aplausos.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo