sec-juego

Antecedentes frente a Chicago y una particular canción de la hinchada

Newell's enfrentará el sábado a Nueva Chicago en Mataderos. Seguramente pretenderá aprovecharse de la urgencia que tiene el Torito, que pelea por salvarse del descenso aunque la tiene bastante complicada. Tanto que si se dan una serie de resultados el fin de semana ya quedaría condenado a jugar la próxima temporada en la B Nacional. Curiosamente, no será la primera vez que Newell's pueda determinar el futuro del Torito en primera división. 

El domingo 20 de junio de 2004, la Lepra visitó en Mataderos a un Chicago con la soga al cuello. Esa tarde, el equipo que conducía Héctor Veira no tuvo ninguna piedad: ganó 2-0 con goles de Germán Ré y Mauro Rosales y le dio a su rival el último empujoncito para que regrese a la B Nacional luego de tres temporadas en la máxima categoría. 

Distinto fue el caso del Clausura 2007. Chicago llegó al Parque Independencia necesitado de un triunfo para evitar el descenso directo y jugar la promoción. Algo que logró gracias al 2-0 que consiguió con goles de Mariano Donda y Lucio Filomeno. Aunque en la reválida perdió con Tigre e igualmente descendió. 

Lo curioso de esa tarde fue que la barra de Newell's, liderada entonces por Pimpi Caminos, pidió a viva voz en el estadio por el Torito. "Oh le le, oh la la, Chicago es de primera y se tiene que quedar", cantaron entonces, dándole prioridad a la amistad entre ambas hinchadas, al menos en aquellos tiempos. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo