sec-reposera

Algo que a los alemanes les deprime más que la muerte

La vieja Europa se está quedando cada vez más vieja. Es que según un estudio, en Alemania detectaron que muchas parejas sienten la llegada de un hijo como algo más traumatizante que el divorcio o la muerte de un familiar.

Alarmados por el descenso en la tasa de natalidad los investigadores siguieron a 2.016 parejas desde la etapa previa a la llegada de su primer hijo, hasta cerca de dos años después.

De las parejas entrevistadas sólo un 30 por ciento de los padres que se mostraban satisfechos con su vida antes de la llegada del nuevo integrante, informó los mismos o mayores niveles de satisfacción luego de su primer hijo. El resto dijo que su felicidad había disminuido.

Ariana Eunjung Cha, del Washington Post, explica que “no es de extrañar que los nuevos padres informen estados de descontento ya que tener un recién nacido es difícil, lleno de noches sin dormir y desafíos hasta ahora desconocidos. Sin embargo el estudio sugiere que los padres necesitan más apoyo en los países donde la disminución de las tasas de natalidad han convertido en un motivo de preocupación”.

Además el estudio ayudaría a informar a las parejas que están considerando tener un hijo para hacer reflexionar sobre las expectativas de esta nueva etapa, y así tener un acercamiento más real sobre lo que ella conlleva, sin plagarla de ideales que suelen construir situaciones insatisfactorias. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo