Agenda impuesta versus agenda propia

Una reflexión para estar atentos a otros temas que no sean los que instala el establishment, y a preocuparse por asuntos propios y no por los intereses ajenos

Creo que la lectura, en su esencia primigenia, es ese milagro fructífero de la comunicación en medio de la soledad.

Marcel Proust

La construcción de estas columnas tiene una fuerte marca de coyuntura. En general lo es respondiendo desde una perspectiva contracultural al sentido común impuesto por la corriente principal o dominante en materia económica. Esto es inevitable: responder o comentar desde otro lugar aquello que la prensa especializada o los medios de mayor penetración fijan como tema del día o la semana. Y es necesario dar respuesta u opinión, ofreciendo un contrapunto respecto de lo presentado como única verdad. Sin embargo, también hemos ensayado el tratamiento de temas o problemas que no constituyen prioridad impuesta por los medios dominantes pero que consideramos tan o más relevantes que los destacados de la prensa. El desafío es la construcción de una agenda propia y a la vez nadar en las turbias aguas de los temas que preocupan a la gente.

Lo efímero de una nota de prensa, asociado con la incidencia de las nuevas tecnologías y dispositivos de información, promueve la veloz disolución del lenguaje escrito tal como lo conocimos, alienta su lectura superficial, parcial y quizá la construcción de un nuevo tipo de dislexia interpretativa.

Desde el mes de enero de este año, los que integramos el staff de cronistas en materia económica, hemos ofrecido varias decenas de artículos, buena parte de los cuales los hicimos en respuesta a las miradas conservadoras. Sin embargo, también nos hemos permitido introducir cuestiones de agenda propia, en un ejercicio de apropiación de la libertad. El teólogo brasileño Leonardo Boff en su libro El águila y la gallina, metáfora de la condición humana, en referencia al proceso de descolonización africana, habla del proceso por el cual el dominado ha introyectado el pensamiento del dominador y que el desafío de la liberación comienza por la extroyección de tal perspectiva.

La revista Circus ha publicado un interesante artículo de Eduardo Crespo, un economista argentino que ha vivido varios años en Brasil y que nos acompañó en las Jornadas de Economía Critica desarrolladas en Rosario en octubre de 2010.

El autor, en breves y contundentes párrafos, desnuda las disparatadas creencias implantadas por el pensamiento económico dominante sobre el déficit fiscal, el nivel de gasto público y la emisión monetaria. Usamos la ilustración que acompaña la nota. 

Si quisiéramos nombrar cuestiones ausentes o tratadas marginalmente, podríamos formular una larga lista vinculada con la vida cotidiana, las cuales al no formar parte de la preocupación/ocupación del poder económico fáctico, carecen de lugar o son exiliadas a pequeños rincones en los espacios de la prensa. Nuestro compromiso es hacer lugar a esa agenda social, sin esquivar las proposiciones de interpretación que hace el poder económico a través de sus multifacéticos voceros.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo