sec-corbata

A un año de la muerte de Emi y Facu, piden Justicia

Este domingo, al cumplirse el aniversario de la muerte de Emiliano Cáceres Ferreyra y Facundo Aguirre en un siniestro vial a manos de un adolescente alcoholizado, se realizó un acto con gran concurrencia

Este domingo se cumplió un año del fallecimiento de Emiliano Cáceres Ferreyra y Facundo Aguirre a causa de un siniestro ocurrido en el cruce de avenida Pellegrini y provincias Unidas, cuando volvían de una fiesta en Funes.

Son los dos jóvenes de 18 años cuyas caras sonrientes hace tiempo empapelan colectivos y calles de la ciudad. Dos muertes que enlutaron a los vecinos del barrio Las Heras.

Emiliano Cáceres Ferreyra y Facundo Aguirre acababan de cumplir 18 años. Eran amigos de toda la vida. Vivían en barrio Las Heras, en la zona sur de la ciudad. Terminaron quinto año en el colegio Jesús de Nazareth. La fiesta de donde venían cuando encontraron la muerte fue organizada por ellos, para ayudar a pagar un viaje de estudios a sus compañeros de la escuela.

Los familiares de los jóvenes, junto al Movimiento Solidario Rosario, realizaron un acto “de conciencia, verdad y justicia”, en la plaza de 1ro de Mayo y Rioja frente al Concejo Municipal, donde participaron del acto con su música Cesar Debernardi (Coki & the Killer Burritos), Popono Romero (Los Vandalos) y Pablo Pino (Cielo Razzo), entre otros artistas.

“Tenemos mucho apoyo de artistas, concejales y ciudadanos. A lo largo del año, los 22 de cada mes estuvimos haciendo cosas: marchas, suelta de globos, pintamos estrellas en el lugar del accidente. Pero este acto es un homenaje a los chicos y en pedido de Justicia”, destacó la madre de Facundo, Valeria Stortoz, a Rosarioplus.com

El fiscal de Homicidios Walter Jurado lleva adelante el trámite de la causa caratulada como “homicidio culposo doble agravado”. El expediente cuenta con declaraciones de dos testigos (los dos amigos que sobrevivieron al accidente), e imágenes de las cámaras que captaron el siniestro. Hace unos días se supo que el 6 de abril comienza el juicio oral, a cargo del juez José Luis Suárez. Allí se juzgará al conductor responsable de la tragedia, presuntamente alcholizado. 

La causa en un comienzo estuvo empantanada, según indican familiares y testigos, porque la familia del conductor estaría vinculada a las fuerzas policiales y la acusan de ocultar pruebas.

En la causa hay una denuncia contra la madre del conductor, quien es sargento y trabaja en la comisaría 14, por supuestas irregularidades y ocultamientos de pruebas: se hace referencia a la posible adulteración de un examen de sangre, entre otras cosas. “Como no tiene figura penal, se pidió un pase a disponibilidad”, sostuvo Stortoz.

Ella detalló a Rosarioplus.com que el tema del presunto encubrimiento lo está resolviendo la Dirección de Asuntos Internos de la Policía, y contó que “se pidió también el pase del comisario de la misma seccional y de un enfermero, que habrían adulterado las pruebas en sangre”.

“Tenemos pruebas de que ella se quedó con actas firmadas y con pertenencias de los chicos, que quedaron en el auto después del accidente, y creemos que se las habría entregado al comisario”, sostuvo la madre.

Luego de la muerte de Emi y Facu, los familiares buscaban esas pertenencias sin resultados, pero “diez días después dimos con la mochila de Facundo, porque sus amigos nos dijeron que ella se la había quedado”. Según indica, la mochila de Facundo fue devuelta de manera no oficial. Y todavía no se encontraron un celular ni la mochila de Emiliano.

Esta actitud, según opina Stortoz, “fue un manotazo de ahogado, porque se le mezclaron los conocimientos de procedimiento policial con la desesperación de ver a su hijo culpabilizado, y en vez de salir a pedir perdón, lo cubrió”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo