sec-corbata

¿A quiénes cuidan los Precios Cuidados?

La actualización de los Precios Cuidados en el tercer trimestre promedió una suba de 2,2 por ciento

Precios Cuidados fue noticia otra vez esta semana cuando desde Economía se anunció una nueva actualización de precios del programa. Para el tercer trimestre de este año se autorizó un incremento promedio de 2,2 %, acumulando un 9,1 % de enero a octubre y un 22,1 % desde su inicio en enero 2014.

En este marco se reeditaron las discusiones acerca de los efectos económicos del programa, que podríamos resumir en dos grandes puntos. El más obvio refiere al impacto macroeconómico en relación con la inflación. Tanto los índices privados como los oficiales muestran una desaceleración en el crecimiento de los precios desde mediados de 2014. Según el gobierno nacional la política de precios cuidados contribuyó fuertemente a dicho proceso.

La variedad de productos incluidos en la canasta además de formar parte y ser representativo del consumo habitual de los argentinos, constituyen precios de referencia, que actúan como parámetros para los artículos que no están en Precios Cuidados” aseguró Kicillof en la presentación de la sexta etapa de precios cuidados.

Economistas escépticos o críticos de la gestión kirchnerista aducen que en realidad la caída de la tasa inflacionaria poco tiene que ver con Precios Cuidados y se debe a otros factores como la merma en la actividad económica, el ancla cambiaria tras la devaluación del año pasado y/o el ancla salarial por la presión del gobierno nacional sobre las paritarias. Más allá de las cuestiones macro, lo innegable es que para un segmento de consumidores el programa logró ser una buena opción para aliviar sus bolsillos (según el gobierno el volumen de venta de los productos en Precios Cuidados se incrementó en un 78 % y el índice de aceptación del programa supera el 75 %).

El otro punto de discusión gira en torno a los actores involucrados en el programa. Hasta el lanzamiento de la segunda etapa de Precios Cuidados el gobierno priorizó discutir con pocos actores y de gran impacto, reforzando de esta manera las estructuras de mercados de los bienes de consumo masivo y su comercialización. Firmas líderes como Molinos Río de la Plata, La Serenísima, Nestlé, Arcor, Coca-Cola, Unilerver, Procter & Glade y las grandes cadenas de comercialización (Carrefour, Coto, Libertad, Día, La Gallega y Disco) fueron las primeras involucradas, y capitalizaron el gran incremento de las ventas, que crecieron por encima de los productos no incluidos en el programa.

A partir de la segunda etapa se amplió tanto el espectro de productores como de expendedoras (incluyendo a los pequeños comerciantes a través del programa Red Comprar). De todas maneras dicha ampliación tuvo límites geográficos (concentrada en el Gran Buenos Aires) y dependió fuertemente de la capacidad de organización de los comerciantes.

El segundo punto es quizás la discusión más estructural acerca de cómo abordar el problema del consumo, las estructuras de mercado y la formación de precios en Argentina. Y es aquí donde los análisis económicos puros no alcanzan. ¿Cuál es el rol del Estado para equilibrar las fuerzas y el poder en el mercado? ¿Cómo compatibilizar la urgencia de afrontar problemas coyunturales con la necesidad de abordar los problemas estructurales? ¿Cuáles son las capacidades del Estado para organizar y apoyar a los actores de menor poder de fuego (pequeños productores y comerciantes)? ¿Cómo intervenir ante consumidores con hábitos de consumo establecidos y en consonancia con dichas estructuras? El kirchnerismo no parece haber encontrado respuestas a dichas preguntas, y como en otros debates en torno a “la década”, la discusión termina centrándose en cuánto quiso, cuánto pudo y cuánto logró hacer en sus 12 años de gobierno.  

Algunos datos sobresalientes

  • En el tercer trimestre se sumaron 8 nuevas empresas y 38 nuevos artículos al programa.
  • Las carnes y procesados (4,3%), las frutas y verduras (2,8%) y los panificados (2,5%) acumularon las mayores subas, mientras que los lácteos (1,8%) y perfumería las menores (2,1%).
  • Desde que se largó precios cuidados el incremento de los precios fue de 22,1%. Los mayores incrementos se dieron en carnes y procesados (26,7%), lácteos (25,8%) y limpieza (23,3%).
  • El programa se inició en enero de 2014 con 194 productos y 60 empresas, hoy incluye 506 y 115 respectivamente.
  • Articula principalmente con 2.000 bocas de expendio pertenecientes a las grandes cadenas de supermercados.
  • A partir del programa Red Comprar incluyó a pequeños comerciantes, que según el Ministerio rondarían los 5.000 en 17 provincias. Los datos publicados ascienden a 1.300 locales, ubicados principalmente en el Gran Buenos Aires (70%). En Santa Fe se encuentran 142 almacenes funcionando con Precios Cuidados, en Rosario 42 de ellos.
  • El cumplimiento en el abastecimiento ascendió de un 73% a un 82% entre 2014 y 2015.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo