A la griega la mandaron con la música a otra parte

La inclasificable Victoria Xipolitakis probó de su propia receta y acabó en medio de un escándalo durante el festejo de su cumpleaños, en un bar del barrio porteño de Palermo. Igual, el incidente le rindió a su estrategia: volvió a ganarse un espacio en la agenda del chimento.

La joven, famosa por su generosidad a la hora de mostrar su anatomía, organizó la fiesta por su cumpleaños número 29 en el bar Marina Love. Amigos, algún pariente, y mucho “contacto” de la tercera y cuarta línea de la farándula.

Pero cuando había transcurrido poco más de una hora de festejo, el dueño del local apagó la música, bajó las luces, y echó a todos a la calle. La explicación sólo se conoce a través de una sola campana: la propia muchacha de ascedencia griega, quien le contó a uno de sus invitados, el periodista Marcelo Polino, que escribe en Primicias ya, su versión de lo ocurrido. La Xipolitakis aseveró que el bar no tendría la habilitación correspondiente, porque -aseguró- el fin se aproximó cuando a la fiesta llegaron algunos periodistas y fotógrafos para registrar el suceso.

Terminaron bailando en la calle, y más tarde en otro bar de la zona. La cumpleañera lamentó: "No puede ser que me hagan esto en el día de mi cumpleaños. Estábamos festejando y de repente me cortaron la música, la luz y todo. Me sacaron toda la comida a la calle. No deben tener los papeles en regla este local de cuarta . Echaron a toda la prensa, que son mis amigos, parece que les molestó que vengan los medios. Es ridículo lo que hicieron".

"El problema es que me cagar... el festejo de mi cumpleaños porque no estaba en regla el bar y yo no sabía. Sabían que yo traía banda, música, fuegos artificiales y que iban a venir los medios y parece que ahora no querían todo eso. Yo vengo a festejar un cumpleaños, no a un velatorio", argumentó Vicky.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo