sec-corbata

Tras un finde caótico, Salud refuerza guardias e internaciones

El ministro de Salud provincial Miguel González aseguró este lunes que se reforzarán los servicios de internación y guardia en los hospitales para intentar dar respuesta a la alta demanda de atención, en particular luego de la crítica situación que se vivió en los últimos días por el incremento de casos de enfermedades respiratorias. El reclamo había llegado por parte de los médicos nucleados en Amra, quienes alertaron que estaba "totalmente saturado" el sistema de salud "como todos los inviernos" y advirtieron que no se estaba cuidando "ni a los que se enferman ni a los que trabajan" en efectores. 

"Hay una alta demanda de utilización de camas, todos los años esto pasa", reconoció González. "Hemos reforzado los servicios de internación y guardia. Se utiliza la máxima capacidad y se amplia en alrededor de un 20 por ciento la totalidad de enfermería, las guardias y muy pronto vamos a empezar con refuerzos para el primer nivel de atención, para que se logre una descompresión de las guardias de los grandes hospitales", precisó. "Habitualmente pasa que hay un momento donde efectivamente la demanda de las camas criticas se hace mucho mas complejo, por eso es que también trabajamos con los efectores privados", planteó.

Más temprano, la dirigente de Amra Sandra Maiorano remarcó en diálogo con Ariel Bulsicco (Sí 98.9) la "situación difícil y muy desgastante" que se vive desde hace días en los centros de salud. "Como todos los inviernos esta totalmente saturado el sistema, las guardias que son las que absorben todo. Cuando se termina la cantidad de camas en internación, que se termina pronto, los pacientes que hay que internar o derivar a otros efectores que tampoco tienen guardias, quedan hacinados en guardias", sostuvo. Esto hace que se complique la situación de casos que llegan a la guardia. 

"Si bien se hace lo humanamente posible para atender, no es lo mismo que en el resto del año. El personal de salud también se enferma y tampoco hay con quién cubrir porque está todo saturado", lamentó. Alabó que estos picos de demanda "solo se sostienen gracias a la buena voluntad de los trabajadores del sistema de salud" y que "los pacientes colaboran al no quejarse por las condiciones".

En este marco, la dirigente planteó que "hace falta más personal" pero también remarcó que aunque haya más profesionales "no se soluciona, porque no tenés donde poner al paciente", por lo que faltan camas, infraestructura. 

Como muestra, Maiorana contó lo que sucede en el Vilela "con su guardia hoy totalmente saturada". Ese espacio "fue programado normalmente para 14 pacientes que tendrían que estar unas horas y después definir si se van a su casa o se internan. Hoy están internados una semana, a lo mejor, y no bajan de 30 y pico". En ese marco, ya complicado, "madres y chicos comparten un solo baño". Pero la complicación es aún mayor porque "la guardia del Vilela tiene que recibir lo que no puede recibir otro hospital, el quemado, el poliquirúrgico. Y está saturado por una patología estacional". 

¿El panorama se replica en la salud privada? "Pasa lo mismo, pero la salud privada tiene convenios y medianamente es adecuado el número de camas para la población que recibe", explicó. En la salud pública "no hemos tenido prácticamente aumento de camas en muchos años en Rosario". La dificultad, para los privados, "es que tienen que atender absolutamente todo lo que les llega y no pueden, como en los públicos, suspender cirugías programadas. En los públicos se suspenden porque hay que dejar camas libres, no tenes donde poner después a los operados", concluyó.

Escuchá la nota completa a Maiorana en Sí 98.9:

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo