sec-corbata

Temporal: una montaña de reclamos tras el colapso de la infraestructura urbana

La tormenta que azota la ciudad y la región produjo anegamientos y daños en las calles de todos los barrios, tras la caída de más de 60 árboles y ramas, y se registraron vientos de casi 90 kilómetros por hora

El temporal de lluvia y viento que se registra en Rosario y la región desde la madrugada ya causó numerosos percances, de mayor y menor cuantía. Son varios los vehículos dañados por la caída de árboles, carteles que volaron, calles inundadas, zonas sin luz y problemas en la circulación debido a la caída de ramas y postes de servicios. La infraestructura urbana de Rosario colapsó, y ese caos se refleja en el tropel de llamadas que se acumulan en las líneas rotativas de la Central de Operaciones de Emergencias municipal (Coem), cuyos agentes se ven superados por la demanda.

La intendenta Mónica Fein dijo que cayeron más de cien árboles, y adelantó que están monitoreando la evolución de los arroyos Ludueña y Saladillo, en caso de que deba disponer la evacuación de los habitantes de esas riberas.

La lluvia comenzó a caer cerca de las 4, y desde entonces la Coem recibió más de 60 llamados por denuncias de árboles y postes caídos, algunos sobre la calzada que impiden la circulación, así como también carteles y chapas voladas. 

Las líneas aéreas que alimentan la línea K de colectivos se encuentran averiadas, por lo que ese servicio de transporte no está circulando por estas horas.

El servicio de recolección de residuos está interrumpido por estas horas.

El director de Defensa Civil, Gonzalo Ratner, señaló que “se trata de una tormenta severa, por lo que hemos recibido más de 60 denuncias por árboles y ramas caídas, y estimamos que ese número se irá incrementando con el correr de las horas”. Por el momento, no se registraron evacuaciones.

Hay gran cantidad de calles anegadas ya que también se taparon las bocas de tormenta, por lo que en algunos sectores el agua ingresa a las viviendas. Por ende, desde Defensa Civil recomiendan circular con precaución y, en la medida de lo posible, evitar salir de las viviendas.

A las 5.50 Defensa Civil registró la ráfaga más fuerte, de 89 kilómetros por hora, y “luego hubo otras por encima de los 70 kilómetros”, agregó.

El pronóstico de inestabilidad con frente de tormenta sigue vigente y el alerta (del Servicio Meteorológico Nacional) se renovará a las 10.30.

Ratner señaló que cuadrillas de distintas dependencias municipales se encuentran trabajando desde hora temprana en distintos puntos de la ciudad. Y remarcó que quienes tengan inconvenientes hagan la denuncia al número 103.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo