sec-corbata

Repercusiones y faltazos a la cita con el presidente

Gobernador e intendenta asistieron, pero en un discreto segundo plano. Bonfatti faltó directamente. Sí hubo legisladores y autoridades del Poder Judicial. 

Se trató del primer acto oficial en que se muestran juntos la intendenta Mónica Fein y el gobernador Miguel Lifschitz junto al presidente Mauricio Macri, pero su presencia fue meramente protocolar, sin lugar a discursos en la apertura de clases de la Universidad Nacional de Rosario. Fue natural entonces que la ceremonia, organizada por la casa de altos estudios, contemplara espacio para sus anfitriones -el rector de la UNR, Hector Floriani y el decano de la Facultad de Derecho, Marcelo Vedrovnik-, además del jefe de Estado, claro.

El ministro de Justicia, Ricardo Silberstein, destacó a Rosarioplus.com que se trató de un símbolo auspicioso que al acto hayan venido los miembros de los tres poderes provinciales ya que “los graves problemas del país se solucionan trabajando codo a codo los tres estados, en diálogo y colaboración”. Lo dijo por la presencia de Lifschitz, del presidente de la Corte, Rafael Gutiérrez, y de muchos legisladores provinciales y nacionales. Sin embargo, el titular de la Cámara de Diputados, Antonio Bonfatti, no asistió a la cita.

Un rato antes, el ex gobernador no tuvo reparos en demostrar una vez más su disenso con el jefe de Cambiemos, y en Radio Universidad dijo que “después de Macri habrá más ricos y más pobres”.

Otra que no estuvo presente fue la ministra de Educación, Claudia Balagué. ¿Su ausencia habrá sido una señal de descontento con alguna directiva nacional en su área. Eso, a pesar del énfasis que Macri puso en exhortar a la “unidad en la confección de un nuevo sistema de educación en la reunión en Purmamarca del ministro Esteban Bullrich con todos los ministros” provinciales.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Rafael Gutiérrez, destacó que “fue importante que el presidente haya escuchado el planteo del decano y el rector de contar con el desarrollo de la educación por parte del Estado. Comparto totalmente que sin educacion no se puede avanzar, y las universidades argentinas están trabajando en buscar la excelencia”.

Por su parte el ministro Silberstein analizó el discurso de Macri como “apropiado”, y destacó que dio su compromiso con la investigación y la educación, ya que “estamos de acuerdo con que todo desarrollo económico e integración social sostenida necesita de la producción de conocimiento de la universidad”.

También destacó el acto por parte de la Universidad como “pluralidad y debate, lo que muestra un signo de madurez y crecimiento institucional”, y recordó que cuando se fundó esta facultad fue bajo el refrán “no pienso como vos pero voy a trabajar para que puedas expresar tu pensamiento”.

Consultado por este medio sobre los años en que fue decano de la Facultad de Derecho, si invitó a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, respondió que “se hizo un acto en que participó en videoconferencia para la reapertura de la facultad incendiada, pero cada etapa tiene sus significaciones, las comparaciones son odiosas.”

La presidenta del Concejo Municipal, Daniela León, opinó que el discurso presidencial fue “digno de una casa académica con énfasis en los anuncios para fortalecer la educación argentina, y un acto muy auspicioso. Un ejemplo más allá de las protestas de muchas entidades y que son legítimas”.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo